Tazas comestibles de KFC para beber café sin contaminar

Tazas comestibles
Vía paredro.com

Una galleta y azúcar fundida en chocolate blanco son la base para fabricar las tazas comestibles de café o té de Kentucky Fried Chicken. La novedosa propuesta es ideal para salidas a la playa o a un parque, ya que el envase se come y no contamina.

La idea fue desarrollada en Inglaterra por KFC y The Robin Collective, empresa que reúne artistas, diseñadores, cocineros, fotógrafos y otros talentos. El envase fue bautizado con el nombre de Scoff-ee Cup; conserva el calor por un tiempo y no pierde la textura.

Tazas comestibles

Las tazas están diseñadas para ser comidas luego de un rato, de manera que el chocolate se funda, la galleta se ablande y puedan ser mordidas sin quebrarse.

Según sus creadores, son exquisitas y se puede escoger el sabor. Hay con distintos aromas y matices, como de flores silvestres, hierba recién cortada, coco y chocolate. Todos seleccionados para evocar recuerdos positivos y asociarlos al buen tiempo y el clima cálido.

KFC ofrece este producto innovador y se diferencia así de otras cadenas de comida rápida. Se trata de una ventaja competitiva, además de un regalo para el ambiente.

También puedes leer: Cómo lograr las mejores fotos de alimentos