supermercado del futuro

El supermercado del futuro o la compra reinventada es una realidad concebida por el arquitecto Carlo Ratti y se encuentra en Milán, Italia. Fue abierto por la cadena Coop en enero de 2017 y previamente presentado en la Exposición Universal “Alimentando el Planeta, Energía para Vida”, celebrada en la citada ciudad.

Consta de estanterías interactivas con toda la información del producto, para facilitar su adquisición. Desde el instante en el cual el cliente toma algún artículo, se activan los sensores, la pantalla reacciona y ofrece detalles sobre el mismo.

Muestra su origen, valor nutricional, presencia de componentes alérgicos, eliminación y reciclado, además del precio y promociones. Esto contribuye a crear hábitos alimenticios más saludables, ya que las personas son más conscientes de lo que consumen.

Supermercado del futuro

supermercado

El supermercado posee distintos departamentos como el de comida para llevar, productos frescos (frutas, hortalizas, carnes y pescados), congelados y otros estantes con alimentos en latas, frascos, cajas o empaques.

También tiene pantallas verticales, con la aplicación touch, donde se puede navegar por categorías y buscar otros datos como lo más vendido, temporada de alguna fruta y recorridos habituales de los consumidores. En el caso de los vinos, se puede saber desde el viñedo, dónde se envasó, características principales y recomendaciones.

La idea es brindar la mayor cantidad de detalles posibles, en tiempo real y que estén al alcance del consumidor. Además, este puede, a través de las pantallas verticales dentro del supermercado, acceder a los posts de la cuenta de Facebook de Coop. Allí tiene otro punto de interacción, donde preguntar y opinar.

Un componente social

La creación de Coop se sustenta sobre la base de que si bien se pueden adquirir productos por internet o a domicilio, la comida y la cocina tienen un componente social. Entre sus facilidades está ordenar la compra y pasar, luego de dos horas, sin bajar del automóvil, a retirarla.

Pero el esfuerzo se centra en que se visite el lugar, porque esto siempre existirá y nada se compara con ver las frutas o verduras, olerlas, examinar las botellas de vino, conversar y recomendar. Es una experiencia agradable que se quiere compartir, para tomar la mejor decisión.

En la actualidad, el grupo está trabajando en dos supermercados más en distintos países. La receptividad en Milán ha sido extraordinaria y se espera que estos tengan igual resultado.

Es el primer paso, como en su momento lo dio en Estados Unidos, Clarence Saunders, quien desarrolló el primer modelo de supermercados. Su propósito era establecer una tienda automatizada y abrió Piggly Wiggly. El cambio fue notable y no cabe duda de que ahora Coop modificará por completo todo el proceso.

También puedes leer: Restaurantes “farm to table” para degustar New York

Comments

comments