The Pearl es un restaurante ubicado en Bruselas, este increíble lugar está sumergido a 5 metros de profundidad en una piscina. Las comidas se sirven en una burbuja y para acceder a la esfera, convenientemente climatizada, los clientes deben ponerse bañador, una bombona de oxígeno y bajar buceando. La esfera de dos metros de ancho se parece a una pelota de golf con ventanas. Los clientes que nunca hayan buceado pueden tomar una lección introductoria antes de su comida.

Este exclusivo y acuático restaurante para 4 personas, tardó un año en construirse pues se hicieron varias pruebas para su elaboración, John Beernaerts, fundador de la piscina NEMO33, refirió acerca de la innovación, “estamos lanzando una nueva era de restaurantes.” Los camareros les sirven un menú de 99 euros en botes cerrados herméticamente en el que no falta una ensalada de langosta, foie o champán.

“Quería hacer posible que cualquiera aprendiera a bucear en condiciones ideales. Es como volver a un estado fetal. El cliente puede hablar, discutir, e intercambiar opiniones, pero todo esto en una atmósfera amortiguada que se parece a nuestros primeros días”, explica Beernaerts. Sin duda alguna la revolución gastronómica no tiene freno.

También te puede interesar: Los tres restaurantes mas extraños del mundo

Comments

comments