Newsletter

Síguenos

Suite 1001, el sabor del sushi en una habitación

En la dinámica ciudad de Nueva York, caracterizada por una variedad gastronómica casi infinita, muchas son las joyas culinarias por conocer. En el interior del Hotel 32|32 se esconde Suite 1001, una habitación reconvertida en una exclusiva barra de sushi.

El restaurante pertenece al conglomerado Sushi by Bou, que posee varios recintos en Estados Unidos. Se trata es uno de los locales de tipo speakeasy (también conocidos como clandestinos por su ubicación poco convencional) más interesantes de la Gran Manzana.

Una gran experiencia

Suite 1001 Restaurante de Sushi
Los platos se elaboran con productos de alta calidad / Foto vía: TravelAndLeisure.com

Se ubica en el décimo piso del hotel, en el corazón de Manhattan, por lo que ofrece vistas maravillosas de la urbe en un espacio tranquilo, alejado del bullicio, y de gran elegancia. Una de sus características es su exclusividad, pues su espacio reducido apenas le permite recibir cuatro comensales por encuentro.

Una de las premisas en Suite 1001 es que predomina el omakase. Esto significa que el chef sirve a sus visitantes lo que surja de su creatividad del momento, sin dejarse llevar por una carta pre establecida. La experiencia, que suele durar una hora, ofrece un total de 17 platos, todos elaborados con productos de altísima calidad y provenientes de productores locales o internacionales.

Suite 1001 Restaurante de Sushi
El omakase, donde el chef elige qué servir al comensal, es una de sus premisas / Foto vía: NyTimes.com

Disfrutar de una cena requiere reservación. Al llegar al Hotel 32|32, los comensales recibirán, en la recepción, la llave de la habitación que los llevará a “uno de los mejores secretos de Nueva York”. Una vez culminada la velada, podrán gozar de la terraza del sitio, que sirve para divisar el Empire State Building, además de otros hermosos edificios y avenidas.

Suite 1001 Restaurante de Sushi
El restaurante apenas tiene capacidad para cuatro personas / Foto vía: TravelAndLeisure.com

Como curiosidad, el recinto hotelero cuenta con otro local de Sushi by Bou, Nomad. Este en un sitio un poco más informal, influenciado por la cultura hip-hop de la ciudad, pero que no pierde el perfil de exclusividad, pues recibe de ocho a 10 comensales. Sirven diversos platos y bebidas de inspiración japonesa y también cuentan con la alternativa de omakase para cenas rápidas de 30 minutos, “perfecto para antes o después del teatro”, explican.

También le puede interesar: Sushi, nigiri, musubi, maki y sashimi ¿son lo mismo?

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram