Sagaya

Muchos son los restaurantes que integran hoy la tecnología como parte de la experiencia gastronómica. En estos establecimientos los comensales no solo disfrutan de la comida, sus creadores también juegan con los sentidos para lograr una experiencia única. Este es el caso de Sagaya, un restaurante situado en Tokio que cuenta con instalaciones interactivas digitales, que proporcionan una vivencia extraordinaria gracias a las técnicas empleadas por TeamLab.

Sagaya, pues, no es solo un restaurante, es un escenario de formas, colores y luminosidad. La experiencia vivida por muchos es narrada como exquisita y conmovedora. Para que sea más íntima solo acepta a ocho clientes por día, con una larga lista de reservaciones.

Sagaya

Adentro de uno de los restaurantes más exclusivos del mundo, los comensales pueden apreciar una proyección de los lugares más hermosos de Japón, mientras se deleitan con sus platillos. En un segundo pueden tener la sensación de estar en una cascada, y en el otro, disfrutar de maravillosas flores de cerezo.

TeamLab, un equipo artístico

Este grupo está conformado por catorce profesionales de diversas áreas relacionadas con el arte y el mundo digital: artistas, programadores, ingenieros, animadores CG, matemáticos, arquitectos, diseñadores web y gráficos. Un colectivo que se ha unido para crear una experiencia muy especial donde se funden tecnología y creatividad con el fin de ofrecer un verdadero espectáculo para los sentidos.

“Cuando un plato se coloca sobre la mesa, el mundo escénico contenido en él se desata, desplegándose sobre la propia mesa y en el espacio circundante. Por ejemplo, un pájaro pintado en un plato de cerámica es liberado y puede posarse en la rama de un árbol que se ha proyectado desde un plato diferente”, comenta el equipo de TeamLab.

Un menú por estaciones

En Sagaya los comensales podrán disfrutar de un menú compuesto por 12 platos. Normalmente suelen cambiarlo cada mes, para así poder adaptarse a las diferentes estaciones. El plato más destacado de la carta incluye delicias como la carne wagyu (una de las más caras del mundo).

Sagaya

El precio original es de unos 30.000 yenes, que equivalen a 240 euros, a los que tendrían que añadirle otros 125 euros si se incluye la bebida y un 10% adicional por el servicio. ¿Mucho dinero para usted? Acá se le ofrece, entonces, un video para que viva la experiencia virtualmente.

También te puede interesar: El menú con Emojis del mejor restaurante de Asia

 

Comments

comments