Estos restaurantes asiáticos conquistan Buenos Aires

Na Num / Restaurantes asiáticos Buenos Aires
Gírgolas ahumadas con kimchi asado, sardo, puré de coliflor y pangrattat de Na Num / Foto vía: @nanum_bsas

Para nadie es un secreto el gran éxito de la gastronomía asiática, que va mucho más allá del Cercano, Medio y Lejano Oriente. Cada vez más presente en las mesas occidentales, varios son los restaurantes de este tipo que triunfan en Buenos Aires, capital argentina.

La famosa “Ciudad de la Furia” es hogar de buenos destinos gastronómicos. Incluso, el número uno actual del ranking Latin America’s 50 Best Restaurants es un recinto bonaerense: el asador Don Julio.

Con una variedad culinaria envidiable, abundan los destinos con influencias de la cultura de Asia.

El sabor oriental que se disfruta en Buenos Aires

Na Num

Na Num / Restaurantes asiáticos Buenos Aires
“Ceviche de mejillones con leche de tigre de kimchi” / Foto vía: @nanum_bsas

Descritos como una propuesta de “cocina coreana poco convencional”, es un espacio liderado por Marila Lis Ra, quien es argentina de nacimiento, pero sus raíces son surcoreanas.

Lis Ra, como se le conoce en la industria gastronómica, abrió su local en plena pandemia, por lo que ha tenido que luchar para mantenerlo a flote. Sin embargo, sus platos bien cuidados y su concepto que combina influencias locales y asiáticas ha triunfado en poco tiempo.

“Me encanta tomar un ingrediente coreano y usarlo de la manera menos coreana posible”, comenta la chef. Según expresa, la expansión de la cultura asiática va mucho más allá de la comida, con elementos como la música o el cine ganando terreno en occidente.

Na Num / Restaurantes asiáticos Buenos Aires
“Tortilla de papa, nabo y shiitakes, lactonesa de wasabi, teriyaki y ensalada de hinojo y hierbas” Foto vía: @nanum_bsas

Entre sus creaciones destacan las “gírgolas ahumadas con kimchi asado, sardo, puré de coliflor y pangrattato”; la “tortilla de papa, nabo y shiitakes, lactonesa de wasabi, teriyaki y ensalada de hinojo y hierbas”, y el “ceviche de mejillones con leche de tigre de kimchi”.

Orei y Asato

Asato Sushi / Restaurantes asiáticos Buenos Aires
La filosofía del omakase es su sello de presentación / Foto vía: @asatosushi

Roy Domínguez Asato, quien ha tenido apariciones en el programa MasterChef de su país, es promotor del estilo “Nikkei argentino”, inspirado en la cocina japonesa.

Domínguez es otro hijo de la integración cultural, pues su madre es de origen nipón y su padre de España. Así, el chef creció entre una combinación de sabores y platos que hoy en día honra en sus dos restaurantes: Orei y Asato.

Asato Sushi / Restaurantes asiáticos Buenos Aires
El estilo de Asato ha logrado el éxito en Buenos Aires / Foto vía: @asatosushi

Orei tiene una propuesta más amplia de cocina japonesa elaborada de forma innovadora. Mientras, en Asato se enfoca más en el sushi y el concepto de “omakase”, donde el chef elige lo que servirá a los comensales.

Apu Nena y Cantina Sunae

Cantina Sunae / Restaurantes asiáticos
Pinalimit, plato de pescado, salsa de coco y cúrcuma / Foto vía: cantinasunae

Cristina Sunae nació en Filipinas, tiene raíces coreanas, se crió en Estados Unidos y vive en Argentina desde hace 16 años. Todo esto se deja ver en Apu Nena, su local de “tapas asiáticas”, y en Cantina Sunae, dedicado a “los sabores del sudeste” de este continente.

Desde hace mucho, Sunae es una referencia en Buenos Aires para quienes aman la cocina de Asia. Algunos de sus platos más populares son el Pinamilit, que es “pesca a la plancha en salsa de coco ahumado y cúrcuma”; y la “tortilla con curry de cerdo, maní, pickles de manzana”.

Apu Nena / Restaurantes Buenos Aires
“Tortilla con curry de cerdo, maní, pickles de manzana” / Foto vía: @apu_nena

La chef también ha tenido éxito como escritora, con el libro Kusinera Filipina, publicado recientemente.

Kyopo

Kyopo / Restaurantes asiáticos
“Plato vegano de girgolas picantes a base de gochujang, arroz, crema de dubu (tofu)” / Foto vía: @kyopo.bsas

Con la rectoría de Pablo Park, quien se formó de la mano del gran Germán Martitegui, este destino bonaerense deleita paladares.

De ascendencia coreana, Park combina elementos argentinos como el tradicional asado con otros como el kimchi del país asiático. “En Europa y Estados Unidos, la comida coreana ha sido muy accesible durante un tiempo y ha ido ganando popularidad. Los argentinos finalmente comenzaron a buscarlo y, como chef, es realmente satisfactorio representarla aquí”, comenta.

Kyopo / Restaurantes asiáticos
“Curry calentito tropical de gochujang y coco, con o sin pollo, arroz y hongos” / Foto vía: @kyopo.bsas

Entre sus apuestas en el menú están el “plato vegano de girgolas picantes a base de gochujang, arroz, crema de dubu (tofu)”; y el de “Curry calentito tropical de gochujang y coco, con o sin pollo, arroz y hongos”

Kuda Omekase

Kuda Omakase / Restaurantes asiáticos
Foto vía: @kudaomakase

Un local que abrió en enero de 2020 y que ha sabido remar contra la pandemia. Es propiedad del chef Edgar Kuda, quien también es amante de la cultura del Omakase.

Kuda Omakase / Restaurantes asiáticos
Foto vía: @kudaomakase

Con su madre, oriunda de Japón, el argentino aprendió todo lo que hoy en día pone en práctica en los tres restaurantes que dirige. Su recinto principal y estelar, Kuda Omakase, consta de solo 27 asientos y allí sirve roles de sushi y niguiris que buscan “reinventar la cocina nikkei”.

Mr. Ho

Mister Ho / Restaurantes asiático
Foto vía: @mrho.kfood

Desde 1978, cuando tenía 10 años, Martin Ho vive en Argentina. Ahora, hace vibrar a los paladares de Buenos Aires con su buena apuesta inspirada en sus orígenes coreanos.

Mister Ho / Restaurantes asiático
Foto vía: @mrho.kfood

Hoy en día, junto a su esposa Diana y sus hijas Carolina, Celeste y Abi, ofrece una culinaria con tintes asiáticos y locales. “Soy coreano, pero comemos pizza y asado mientras el kimchi siempre está en la mesa. Todo se junta. Y los muchos sabores de la comida coreana la hacen emocionante para los comensales”, dice.

También le puede interesar: El fin de una época: elBarri de Albert Adrià en 10