El restaurante “Pappadavada”, ubicado en India, decidió colocar una nevera al lado de su local para que las personas necesitadas dejen de pasar hambre. La historia de estas neveras es una iniciativa que no solo se propagó por las redes, sino también por las ciudades: tras nacer en Berlín y llegar hasta Arabia Saudí, en estos frigoríficos colocados a pie de calle cualquiera puede coger y dejar comida. Cualquiera puede pasar y coger algo de la nevera, porque el objetivo no es solo ser solidario, sino también ecológico. Que no se desperdicie comida es lo importante.

En los restaurantes se tira mucha comida, incluso aunque grandes compañías como Starbucks han cambiado su política para evitarlo, una buena parte de ella acaba en la basura cuando podría acabar en la barriga de alguien hambriento. La iniciativa de colocar una nevera para los menos afortunados surgió después de que “Minu Pauline” dueña de un restaurante en Kochi-India, viera a una mujer buscando comida en un contenedor de basura. Cuando vio aquella escena, pensó que “la mujer había estado durmiendo y se levantó con hambre, por ello tuvo que ir a buscar comida en vez de seguir durmiendo”, por lo que se vio obligada a actuar.

“Lo único que se exige es que los productos estén en estado de ser consumidos, no caducados” comenta Minu Pauline. Aquellas personas que no tengan qué comer podrán ir al frigorífico a cualquier hora, sin que nadie les cuestione. Clientes de Pappadavada se enteraron de este movimiento, y quisieron colaborar, desde entonces compran comida extra para regalárselas a quienes no cuentan con un hogar. Ahora la nevera está siempre llena de diversos alimentos, disponibles las 24 horas del día para los menos afortunados.

Vía boredpanda.es
También te puede interesar: Hippie: cocina pura y totalmente natural

Comments

comments