Newsletter

Síguenos

Julietta es mucho más que una pollera sifrina

En el ámbito gastronómico caraqueño, irrumpió a finales de noviembre de 2021, el restaurante Julietta, Rotisserie & Meats, cuyo oferta principal se apoya en la elaboración del pollo en su forma más deliciosa. Es decir, a la brasa, aunque ofreciéndolo en diferentes modalidades.

Este plato es braseado al carbón, lo que representa un sello distintivo del lugar. Lo ofrecen a la manera tradicional, con BBQ y barnizado con naranja. Este último, para más señas, es el preferido por la mayoría de sus comensales.

Otra de las fortalezas de Julietta son sus desayunos, de más reciente data. Resultan abundantes, llenos de buen sabor y a precios accesibles, si los comparamos con otros establecimientos.

Qué desayunar

Las arepas de Julietta
Al menos hay 15 tipos de rellenos para las arepas / Foto: Julietta

Ir a Julietta, ya sea en Las Mercedes (El Tolón) o en el Paseo El Hatillo (abrió a inicios de abril) puede ser un tanto retador. En su propuesta no faltan las arepas. Y es que más allá de la masa tradicional -la más demandada-, nos sorprendimos porque puede pedirlas también dulces o con chicharrón.  

Para las arepas, de 200 gramos de peso, los rellenos son variados y para todos los gustos. Hay al menos 15 opciones, que van desde quesos, ya sea amarillo, telita, Santa Bárbara y guayanés, hasta de pernil, carne, reina pepiada y pollo en brasa.

La cachapa de pernil de Julietta
Hay distintas opciones de relleno para las cachapas / Foto: Julietta

Las empanadas también se hacen presentes. Son de buen tamaño, no están enchumbadas de aceite y el menú ofrece 11 sabores (hay mixtas). Uno de ellos es el de pisillo de pescado blanco.

Las cachapas, enormes y generosamente rellenas, no pasan inadvertidas. Las conseguirá de queso telita o guayanés, de pollo a la brasa, de pernil o mixta.

Y si le gustan las mandocas, pues tienen unas ricas, con melado de papelón y quesito rallado.

Pero hay más…

El desayuno llanero / Foto: Julietta
El desayuno llanero / Foto: LV

Si es de aquellos que prefiere otro tipo de desayunos, en Julietta los conseguirá. Aparte de las omelettes, está el criollo, con carne mechada, queso Santa Bárbara, aguacate (cortado creativamente y finamente presentado), arepa asada, tajadas y caraotas negras.

El llanero no defrauda. Viene con carne en vara exquisita y jugosa, huevos revueltos, caraotas negras, arepa, aguacate y queso Santa Bárbara.

Ahora, si se inclina más por el americano, también está. Trae huevo frito, queso amarillo y tocineta. Eso sí, en vez de pan tostado, trae arepa asada.

Buena comida, buenos precios

Julietta está en Las Mercedes y El Hatillo
Julietta está en Las Mercedes y El Hatillo / Foto: Julietta

Comer en Julietta se hace bastante agradable. Estamos ante una pollera, porque lo es, aunque distinta a las que tradicionalmente conocemos. Esta tiene su toque sifrino, pero sin caer en lo pomposo o rococó.

Es un ambiente fresco, moderno, muy a tono con estos tiempos, donde todos y cada uno de los detalles están cuidados. Y cuando decimos que es una pollera sifrina, no lo decimos alegremente. Más que una crítica, es un elogio.

Una de sus particularidades son sus precios, nada estratosféricos, sino todo lo contrario, muy convenientes y accesibles. Al final, conseguirá una comida bien presentada y un menú que por lo general no se encuentra en una pollera tradicional.

Parrilla de Juietta
La carta ofrece entre sus opciones parrilla mixta / Foto: Julietta

Para Luis Arias, vocero del Grupo 7 (distintos establecimientos gastronómicos caraqueños), Julietta nació por varias razones. “Nuestro epicentro es Las Mercedes. Vimos que no había una propuesta de pollo más allá de una tradicional que existe desde hace varios años. Julietta es el nombre de una de las hijas de Romeo, uno de los principales socios del grupo. Creamos el concepto y trajimos los hornos especiales para el pollo, porque son preparados al carbón”, comentó a Cocina y Vino.

También nos precisó que “hacemos promociones en la semana, para darle la oportunidad a la gente que no tenga poder adquisitivo para que viva la experiencia. Esto no sólo con Julietta, sino con los otros establecimientos nuestros: Lupe, Kotto, Sótano 7, El Beso y Kabal”.

Pollo protagonista en Julietta

Julietta. El pollo a la naranja es el más pedido
El pollo a la naranja es el más pedido del restaurante / Foto: Julietta

Como hemos dicho antes, el fuerte de Julietta es su pollo. Es marinado con especias, preparado al carbón y en un horno rostizador y ahumador, al mismo tiempo, en el de Las Mercedes. El de El Hatillo es sólo rostizador.

Tal como nos relata su chef, Valentina Saureque, el marinado dura cerca de cinco horas. “El pollo está en la brasa 45 minutos y es cerrado en el horno. Luego, es abierto y tarda cerca de una hora y 20 minutos. Los miércoles que tenemos promoción se venden casi 300 pollos”.

El pollo de Julietta es hecho en horno rostizador y ahumador
El restaurante en las mercedes cuenta con un horno rostizador y ahumador / Foto: Julietta

En la semana reciben casi mil 200 pollos, que son limpiados y espetados. En cuanto a la BBQ y la reducción de naranja, todo es hecho en cocinas de manera casera y saludable.

Aparte del pollo y los desayunos, la carta de Julietta también ofrece otras entradas y platos principales, parrillas, hamburguesas y postres.

Una barra para beber

Restaurante Julietta. Coctel Doña Bárbara
Doña Bárbara, uno de sus cocteles de autor / Foto: Julietta

El restaurante ubicado en El Tolón ofrece una barra. Sin muchas pretensiones apuesta al licor para darle ese plus al establecimiento.

Aparte de cocteles, tragos clásicos y vinos, hay una interesante propuesta de coctelería de autor. Uno de ellos lleva por nombre Doña Bárbara, conocida como “la devoradora de hombres” en la famosa novela escrita por Rómulo Gallegos.

Este particular coctel es preparado a base del licor amargo italiano Amaro Montenegro, ron Linaje, jugo de naranja y piña y sirope de parchita.

Sobre su chef

La chef de Julietta, Valentina Saureque
Valentina Saureque está al frente de los fogones / Foto: LV

Detrás de los fogones de Julietta, Rotisserie & Meats está la maracayera chef Valentina Saureque, de 25 años. Su formación fue en Panamá, país donde estudió en la Universidad Interamericana y obtuvo la licenciatura internacional en artes culinarias.

Tras graduarse, se fue a España seis meses. Trabajó en Madrid con el chef Javier Aranda, de los restaurantes Gaytán (una estrella Michelin) y La Cabra (también tenía una, pero la perdió al cambiar el concepto).

Después de ese período, volvió a Panamá, donde estuvo en varios establecimientos. Con la pandemia regresó a Venezuela en enero de 2021, y tras un descanso en su natal Maracay, se mudó a Caracas y pasó a formar parte del restaurante mucho antes de que abriera, nos comentó.

Coordenadas

El restaurante, en Las Mercedes y El Hatillo, abre todos los días en horario de los centros comerciales. Más info @julietta_rotisserie (Instagram).

También le puede interesar: Armando Scannone en varias de sus frases gastronómicas

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram