Hiša Franko, un restaurante esloveno entre los mejores
El restaurante de la chef Ana Roš está en el lugar 38 de la lista The World’s 50 Best Restaurants / Foto vía: GreatItalian Chefs.com

Al pensar en destinos para disfrutar de la más alta y fina gastronomía, pocos serán los que pensarán en Eslovenia. Sin embargo, la pequeña nación de Europa central incluye una gran joya culinaria: Hiša Franko, el restaurante de la distinguida Ana Roš.

Ubicado en la localidad de Kobarid, al oeste de la nación, el local se ha convertido en todo un baluarte del buen comer, adentrándose en las principales listas del sector. En 2019, el templo de buenos sabores de Roš logró ubicarse en el puesto 38 en el ranking  The World’s 50 Best Restaurants y en el 54 del Top 100+ European Restaurants, elaborado por Opinionated About Dining (OAD).

El toque de una maestra de los fogones

Ana Roš Hiša Franko, un restaurante esloveno entre los mejores
Roš ganó el premio a mejor chef femenina por The 50 Best en 2017 / Foto vía: HišaFranko..com

El éxito del lugar se fundamente en la ardua labor de Ana, quien es reconocida como una de las mujeres más influyentes de la industria, ganando incluso el premio a mejor chef femenina por The 50 Best en 2017. Además, Roš tomó gran popularidad al formar parte de la serie documental de Netflix, Chef’s Table.

Detrás de Hiša Franko hay una gran historia de amor. El lugar sirvió como el motor del proyecto entre la cocinera y su esposo, Valter Kramar, quien había heredado el antiguo restaurante de sus padres. Entre ambos decidieron tomar las riendas y renovar el local y el estilo, ahora orientado más hacia una “cocina hiper local”.

El buen sabor esloveno

Hiša Franko, un restaurante esloveno entre los mejores
De izquierda a derecha: Rábano blanco y envoltura de cangrejo en agua de col; Raviolis con rebozuelos (hongos) y queso; Patilla, pepino y langostinos / Foto vía: HišaFranko.com

Ahora, su restaurante se ha convertido en uno de los más destacados de todo el mundo, con una cocina donde los insumos propios de Eslovenia resaltan según la temporada. En la zona, la producción de leche es abundante, por lo que es común ver quesos, elaborados por Valter, y otros derivados de la misma en la carta. Además, también son habituales truchas, venados y cabras, además de frutas y otras plantas. Normalmente, su menú se compone de seis a ocho platos.

“A mi modo de ver, la cocina es una simbiosis de tres elementos: el territorio, la temporada y la personalidad del chef”, explica Ana. Por otro lado, en la web de su establecimiento indican que su intención es que al comer se “pueda cerrar los ojos y comprender completamente el entorno del que forma parte el restaurante”.

De izquierda a derecha: “Invierno en un plato”; Huevas de trucha y remolacha; “Pan y leche” / Foto vía: HišaFranko.com

Hiša Franko no es solo el lugar de trabajo de Roš y su esposo, pues también es su propio hogar. En este, buscan conectarse más con los comensales, contando con 10 habitaciones para hacer la experiencia más cercana.

También le puede interesar: Excelentes lugares para tapear en Madrid

Comments

comments