Newsletter

Síguenos

Esquina Común, un buen secreto mexicano

Los locales tipo speakeasy o clandestinos están cada vez más de moda. Escondido en la hermosa Ciudad de México, un restaurante interesante para visitar es Esquina Común.
Con el visto bueno de medios internacionales como The New York Times y la sección de viajes de National Geographic, es un proyecto que de a poco se ha ganado la atención de los comensales.

Con menos de un año de funcionamiento, Esquina Común se ha hecho un nombre en la escena culinaria. La idea es un concepto que nació de la mano de la cocinera Ana Dolores y su pareja, el madrileño Carlos Pérez-Puelles. También cuenta con el apoyo de Betty, la madre de Ana, en el fogón.

En Esquina Común reina la hospitalidad

Restaurante Esquina Común (México)
Este restaurante speakeasy se ubica en un apartamento de la Ciudad de México y tiene capacidad para 14 personas por noche / Foto: @esquinacomun

El sitio es totalmente íntimo y exclusivo, caracterizándose por su perfil que evoca al hogar, la cercanía y a la unión a través de la comida. “Se encuentra en un apartamento del segundo piso de aproximadamente 51 metros cuadrados en una calle lateral arbolada en el distrito Roma de la ciudad. La antigua sala de estar ahora es una extensión del modesto comedor, con capacidad para 14 personas y está decorado con fotos familiares y libros de la propia residencia de la pareja”, cita The New York Times.

Ana Dolores mezcla varias influencias en la cocina de Esquina Común, dejando ver tanto sus raíces mexicanas como las españolas de Pérez-Puelles. Por lo tanto, los comensales pueden esperar preparaciones que van desde los clásicos tamales mexicanos hasta las croquetas de la nación ibérica. Eso sí, estas últimas con un toque distintivo que las ha fusionarse con los sabores de México.

Esquina común, restaurante clandestino en México
Los platos dejan ver diferentes influencias / Foto: @esquinacomun

Sus platos son minimalistas pero con gran detalle y resultan atractivos para la vista. Lo mejor de todo está al probarlos, donde se siente la calidad de los ingredientes y las técnicas aplicadas.

Algunas preparaciones son las “Tostada de lentejas, cúrcuma, ensalada de zanahoria, durazno, pepino persa y coco”; “Espárragos combinan con cherrys, machaca, ajo y cacahuate”; “Crema de pimiento rostizado, burrata, gremopesto, guanciale frito y durazno asado”; entre otros.

Tamales de Esquina Común - Restaurante mexicano
Se puede comer desde tamales tradicionales hasta otros platos más elaborados / Foto: @esquinacomun

Para comer en Esquina Común es necesaria la reservación, pues el sitio tiene poca capacidad y además buena fama entre comensales locales y turistas.

También le puede interesar: El sabor de Pujol, el mejor restaurante de México

Con información de EsquinaComún y TheNewYorkTimes

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram