golfeados
La marca cumplirá 16 años el próximo 6 de octubre de este 2019 / Foto vía: Ángel Rodríguez

Si hay una pieza de la bollería venezolana a la que prácticamente uno no puede resistirse, por su textura y sabor, que mezcla lo dulce y salado, es precisamente el golfeado (o golfiado), esa masa suave, donde el papelón y el queso son protagonistas.

En 2003, dos jóvenes caraqueños, José Albanese y su cuñado José Antonio Oliveros, buscaban emprender con un negocio que reivindicara esta delicia gastronómica en Caracas, ya que para ellos, solo los de Pan 900, la emblemática panadería del boulevard de Sabana Grande, llegaba al nivel de elaboración que debía tener. Para llegar a esta conclusión, recorrieron diferentes lugares e hicieron el estudio correspondiente, hasta que lanzaron oficialmente su propia marca: Golfeados Don Goyo.

“En los 90, yo siempre comía los de El Junquito y mi socio los de La Guaira. Había que salir de la ciudad para comer uno que fuera bueno. Era insólito que siendo Caracas donde se originó el golfeado, no hubiese sitios de calidad, más allá de la 900. Hice mi curso de panadería para aprender el arte  y empecé a investigar”, destaca Albanese.

golfeados
La tienda cuenta con tres sedes en Caracas, dos en el Aeropuerto Simón Bolívar y una en República Dominicana / Foto vía: @astrografica

Fue así como tomó lo mejor que consiguió de sus viajes e hizo su propia versión. Eso sí, que tuviera más relleno, además de que fuera más grande, más esponjoso y, sobre todo, con más sabor a miel de caña.

Cuando el 6 de octubre de ese 2003 abrió su primera tienda en el Centro Ciudad Comercial Ciudad Tamanaco (CCCT), se vendieron dos bandejas (60 golfeados). Inicialmente fue el boca a boca su mejor publicidad, por lo cual “al día siguiente esa cantidad se cuadruplicó. Al tercero vendimos cuatro veces más que el primer día y luego no paramos. De hecho, en esa tienda lográbamos vender hasta 31 mil golfeados en un mes”, recuerda con nostalgia.

Calidad a pesar del tiempo

golfeados
El papelón lo traen de Trujillo y el queso también viene de ese estado y de Lara / Foto vía: @astrografica

Con el éxito obtenido, no tardaron en abrir otros locales. Han pasado casi 16 años y Don Goyo ha logrado mantenerse a pesar de la crisis, conservando la calidad de sus productos más allá de que las ventas no sean las mismas. Actualmente despachan mil golfeados por día entre sus cinco sedes: CCCT, San Ignacio, Centro Comercial Líder y las dos que están en el Aeropuerto Simón Bolívar (terminales nacional e internacional).

El que ellos ofrecen se caracteriza por ser de una masa suave mezclada con anís (utilizan apenas 0,5). Además es esponjoso, con presencia de miel de melaza (no enchumbado ni empalagoso) y queso de mano para nada invasivo (no se pone ni duro ni seco). De allí que su lema sea: “Uno solo no basta”.

golfeados
Las elaboraciones son cortadas manualmente y cuidan que sean todas del mismo tamaño / Foto vía: @astrografica

¿Cuál ha sido el secreto de su éxito? Que han conservado la receta, sus ingredientes y proveedores. “Los productores son los mismos y ambos hemos tenido un crecimiento continuo. Buscamos que ellos sean parte de nuestra familia”, precisa Albanese.

El papelón que utilizan les llega de Trujillo, al igual que el queso de mano, que en ocasiones también procede de Lara. Esas dos alianzas consecuentes son las que han permitido que el golfeado de Don Goyo conserve el sabor con el pasar del tiempo.

Con respecto a la harina, indica: “Tratamos de mantenerla, pero todo depende de la calidad del trigo y de quién nos lo provea”.

Un delicioso error

golfeados
En el centro de producción hay siete empleados, quienes trabajan de manera artesanal / Fotos vía: @astrografica

Si algo tenía claro José Albanese es que quería que su golfeado tuviera la receta original, la de los hermanos Duarte en su panadería Central, en Petare, que data de los primeros años del siglo XX, como han reseñado varios cronistas, entre ellos Lorenzo Vargas Mendoza. En este sentido, el fundador de Don Goyo precisa que aprendió de la historia de esta delicia, gracias al destacado periodista Óscar Yanes, fallecido en 2013.

“Una vez me trajo un periódico donde se hablaba de la historia del golfiado (no golfeado, como lo llamamos ahora) desde 1906. Fue un producto que se originó por error en la panadería de los Duarte, pues les cayó en una mezcla un poco de anís y queso y se formó un enrollado feo, al que endulzaron con melado de caña y lo comenzaron a vender. Los caficultores que venían del Ávila cuando traían el café y pasaban por ahí, preguntaban ‘qué es eso’ (…). Golfiado es el nombre de la semilla más fea del café, el caracolito, y de allí se originó su nombre”.

Inventos y reinventos

golfeados
Entre las otras opciones hay quesadilla, golfeado de pavo y queso banco, golfeado de jamón con queso gouda y coco apiñado / Fotos vía: @astrografica y Ángel Rodríguez

En el centro de producción de Don Goyo hay siete personas, que trabajan sincronizadamente haciendo las preparaciones, que luego son repartidas en las diferentes sucursales. Todo es fresco, del día, nada se guarda. Lo que no se vende en una jornada lo reparten entre sus trabajadores y personas que no tienen para comer.

Pero no solamente venden golfeados, que es el rey de la casa. También ofrecen otras opciones, como una quesadilla elaborada con una masa semidulce, parecida a la del cachito. Es un enrollado relleno con la mezcla de la torta de queso criolla y barnizado con mantequilla.

Hay un golfeado salado, hecho con una masa de baguette rellena de jamón ahumado y queso palmita, barnizado en mantequilla. También un tequeño de queso y otro llamado capresa (relleno de queso y salsa napolitana).

Tras abrir una sucursal el 14 de febrero de 2018 en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana, la marca se ha reinventado. Desarrolló un golfeado de coco apiñado, elaborado con leche de coco, como si fuese una conserva con trocitos de piña macerados. El otro es el aplatanado, igualmente enrollado, con tajadas de plátano -también maceradas- en melado de papelón y queso.

Coordenadas

www.golfeadosdongoyo.com.

También le puede interesar: Emprendedoras chocolateras activadas en Aragua

Comments

comments