franquicia de alimentos

 

Una franquicia de alimentos puede ser un negocio altamente rentable; y aunque no es sencillo, con una buena planificación y desarrollo, es posible encontrar la ruta hacia el éxito; a continuación te presentamos una síntesis con elementos clave a tomar en cuenta para crear una franquicia de alimentos.

Consejos para crear una franquicia de alimentos exitosa

Si estás buscando desarrollar un proyecto con miras a convertirlo en una fructífera franquicia de alimentos, desde luego que primero debes montar un lugar con un modelo de negocio sólido, que genere ganancias atractivas y defina el concepto de la propuesta; de hecho los expertos recomiendan tener cuando menos dos unidades distintas, funcionales y con las finanzas en buen estado.

Desde luego que esto significará una inversión que puede ser importante; no obstante que encontrando la ruta precisa para hacer un negocio rentable, los dividendos pueden ser mucho mayores, por lo cual vale la pena intentarlo.

Asimismo, es importante formar un equipo multidisciplinario y profesional para ir definiendo los puntos clave de tu franquicia; desde chefs de calidad que generen una atractiva propuesta culinaria, un equipo financiero y legal que mantenga en ascenso el potencial del negocio, además claro de un equipo de imagen que permita dar vida a un concepto atractivo y rentable para tu proyecto de franquicia.

Para ello también será fundamental la realización de diversos estudios de mercado; esto permitirá definir de mejor forma tus objetivos y con ello ir diseñando estrategias que permitan una mayor rentabilidad de tu esquema de negocio; al mismo tiempo que se comienza a fortalecer tu imagen.

Pues recuerda que esto es uno de los puntos neurálgicos para el éxito de una franquicia, ofrecer una alternativa de negocio, a través de una marca que ya sea reconocida, al menos en un ámbito local; por lo que mientras más fortalecida tengamos esta área, más seductora será nuestra propuesta empresarial.

Al tratarse de una franquicia de alimentos, recuerda que estos representarán el punto central del negocio, por lo que no debe tomarse a la ligera, y se deben hacer los suficientes estudios para asegurarnos que además de ofrecer una opción de calidad, se debe tener también algo diferente que aporte su toque de originalidad al proyecto, comenzando así a definir una identidad propia.

La consolidación

Una vez consolidado el modelo de negocio e imagen de la franquicia, será necesario que el equipo legal comience la recopilación de trámites y permisos correspondientes para formalizar el negocio, los cuales pueden cambiar de acuerdo a la época y lugar; este es un punto fundamental que se requiere hacer con gran precisión y profesionalismo.

Para este punto deberás tener protegidos también tus derechos de propiedad intelectual, y no dudes en contratar ayuda externa para asegurarte de contar con toda la documentación legal correspondiente y de que tus cálculos financieros son adecuados; y muy importante también, definir cuáles serán los montos y tarifas de tu franquicia, para que sea atractiva, pero también rentable para tu interés y el de tus asociados.

Tras consolidar tu franquicia, el paso final será buscar a los interesados en asociarse, para lo cual puedes difundir tu proyecto en expos, directorios, eventos empresariales y todas las formas como te sea posible; de igual forma recuerda que existen planes de financiamiento que pueden apoyarte para despegar tu proyecto, y llevarlo a convertirse en una franquicia próspera y eficaz.

Comments

comments