Newsletter

Síguenos

The Clove Club y la evolución en la nueva normalidad

The Clove Club (Londres, Inglaterra), el recinto número 27 en The World’s 50 Best Restaurants 2019, fue uno de los tantos afectados por la pandemia de coronavirus (COVID-19). Lejos de amilanarse, el chef Isaac McHale supo adaptarse a las exigencias de la nueva normalidad.

Giulia Sgarbi, gastrónoma de The 50 Best, visitó el lugar, que reabrió el primero de septiembre luego de siete meses cerrado. Allí conversó con el cocinero sobre algunos aspectos relevantes, para ofrecer una experiencia tan deliciosa como segura para los comensales.

Según Sgarbi, salir a comer afuera puede ser motivo de preocupación o ansiedad para muchos. Por eso, los restauradores han debido adecuarse lo mejor posible, para garantizar la confianza en el cliente.

Seguridad y calidad

Chef Isaac McHale Restaurante The Clove Club
El recinto conforma la lista de The 50 Best / Foto vía: LondonEater.com

Esto es algo que ha hecho con excelencia McHale, quien comenta entre risas que “todas las horas de capacidad intelectual del mundo se han dedicado al coronavirus”. Narra que los meses de confinamiento le han servido para planificarse de forma correcta y así prevenir cualquier riesgo en el regreso a las actividades.

Ahora en The Clove Club, el personal utiliza equipos preventivos, hay revisión de la temperatura corporal de los visitantes y se surte desinfectante de manos. Asimismo, trabajan de forma constante para facilitar medidas de higiene adicionales al comensal.

La alegría de volver

Chef Isaac McHale Restaurante The Clove Club
Las tartaletas de cangrejo son una de las especialidades del chef / Foto vía: LondonEater.com

El sitio pasó de sus habituales 50 mesas a 35, con el propósito de ubicarlas a una distancia prudencial. De esta manera, cada grupo puede sentirse cómodo y pasar un momento agradable en familia, en pareja o con amigos. “Ha sido genial ver las sonrisas en los rostros de las personas y ha sido genial hacerlas felices nuevamente. Esa es la razón por la que hacemos este loco trabajo. Estamos muy felices de estar de regreso”, comenta el chef.

A diferencias de otros profesionales que apostaron por un menú más económico, McHale se ha mantenido fiel a su propuesta con platos como su tartaleta de cangrejo, su sashimi de sardinas servido en papas crujientes y su trucha ahumada con leche de almendras, berros y caviar. La mayoría de sus preparaciones se centran en insumos que le han apasionado desde su infancia.

Chef Isaac McHale Restaurante The Clove Club
La trucha ahumada con leche de almendras, berros y caviar también se incluye entre los favoritos / Foto vía: TheWorlds50BestRestaurants.com

¿Qué hace que una comida sea increíble?: fue una de las preguntas que se le hizo al escocés. Su respuesta fue que la idea es crear “un momento asombroso”. Destaca que el secreto radica en trabajar con productos excepcionales y tratarlos como se debe para sacarles el máximo provecho posible.

Para The Clove Club, el regreso ha sido un éxito y McHale cree que todo está en la organización y el cuidado en cada detalle. Altos estándares de higiene, sumados a una cena excepcional, son la clave para triunfar en tiempos de crisis.

También le puede interesar: Mugaritz y su vuelta a la acción

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram