Newsletter

Síguenos

Casa Elena, ejemplo de armonía ambiental autodidacta

En un lugar de La Mancha se halla Casa Elena, un restaurante que apuesta por la la armonía ambiental y la sostenibilidad como parte de su idiosincrasia.

A tan solo 40 kilómetros de Madrid, en Casa Elena encontramos un huerto en invernadero donde cultivan más de cuarenta variedades de vegetales comestibles. Todos ellos abastecen a la cocina del restaurante.

Este proyecto que, sin duda, es respetuoso con el medio ambiente, es fruto de la responsabilidad de su propietario y sumiller, Cesar Martín. Su empeño en aprender el oficio de hortelano y aplicar fertilizantes naturales que salen de la propia cocina son claro ejemplo de sostenibilidad.

Casa Elena
César Martín, propietario y sumiller de Casa Elena

En el invernadero cultiva hierbas aromáticas, además de vegetales como la remolacha, el puerro, el rábano de punta blanca y frutas como el tomate de tres variedades y fresas.

Los cultivos se abonan con fertilizantes naturales a partir de café, cáscara de huevo o ceniza. Y de estos cultivos resultan cosechas de productos ecológicos y km 0.

Casa Elena, restaurante slow food

Desde 2018, este restaurante manchego tiene el certificado Slow food otorgado por la Asociación Ecogastronómica Slow Food España. El certificado reconoce el esfuerzo de los restaurantes por proteger las tradiciones gastronómicas regionales, sus productos y los métodos de cultivo. También la forma de trabajo de los productores locales y los sabores tradicionales.

Y en su empeño por el respeto por el medioambiente, Casa Elena ha calculado, a través de un estudio, su huella de carbono. Acción que le ha llevado a comprometerse en emprender acciones que sirvan para frenar la contaminación del planeta.

La propuesta gastronómica de Casa Elena

Como no podía ser de otra manera, en un restaurante con vocación sostenible como Casa Elena, la propuesta gastronómica va en línea con los productos de temporada.

Casa Elena
Producto de temporada en Casa Elena

Ofrece tres menús, el más corto, de 7 pases por 45 euros por persona. El medio de 10 pases, por 60 euros por persona. Y el menú largo, de 13 pases, al precio de 65 euros por persona.

Además, ofrecen un maridaje adaptado a cada menú, con vinos de la provincia de Toledo.

Casa Elena tiene 1 Sol Repsol desde 2020, un galardón que premia su excelente cocina. También su localización en una antigua casona manchega rehabilitada que cuenta con tres espacios diferenciados.

Casa Elena
Arroz trufado

El salón principal se sitúa en las antiguas caballerizas y es una sala con techos altos y capacidad para treinta personas. Hay otro salón con un aforo de 20 personas, que se puede reservar para reuniones familiares o de amigos. Por último, un reservado más íntimo, La Cocinilla, con espacio para ocho comensales.

También le puede interesar: Cinco restaurantes españoles sostenibles y accesibles

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram