Newsletter

Síguenos

65 Degrés, su plato fuerte es la inclusión

Bélgica es una nación con una excelente gastronomía, con más de 100 establecimientos galardonados con estrellas Michelin. Sin embargo, un destino ha tomado gran protagonismo en los últimos años: 65 Degrés, un restaurante de alta cocina donde la inclusión es la premisa principal.

Inaugurado en 2018, el recinto ha llamado rápidamente la atención por una razón particular: la mayoría de sus trabajadores presentan Síndrome de Down. Así, se ha convertido en un espacio para la actividad laboral de personas con esta y otras discapacidades. Desde labores de camarero, hasta sumillería son las tareas que desempeñan.

“Cocina fina y delicada, en un ambiente cálido y profundamente humano”, forma en que se define 65 Degrés en su portal web oficial. Según exponen, su equipo está plenamente calificado para ofrecer una experiencia gastronómica sin igual y de “primera clase”, llena de alegría y risas.

Reflexivo y exitoso

Restaurante 65 Degrés Bélgica
Los platos deliciosos no faltan en la iniciativa / Foto vía: BrusselsKitchen.com

El concepto rápidamente ha llamado la atención de los comensales, siendo un éxito rotundo. Incluso, fue calificado como “Mejor restaurante belga de 2020” por los usuarios de la plataforma de recomendaciones TripAdvisor.

Valentin Cogels, cofundador del restaurante, resaltó la valía social de su propuesta. «Trabajamos con personas que están muy felices de hacer lo que hacen, por lo que venir cada día es un completo placer para ellos”, explicó en una entrevista. Añade que el calor humano es uno de los mayores atractivos de su recinto. “Todos son muy honestos y transparentes. Cuando le preguntan a alguien: ‘¿cómo estuvo tu día hoy?’, lo hacen completamente en serio”, dice Cogels.

Restaurante 65 Degrés Bélgica
El personal afirma sentirse orgulloso y feliz de hacer vida en el restaurante / Foto vía: Airbnb.com

Por otro lado, el menú de 65 Degrés, diseñado por el chef Nicholas Teeter, también goza de excelencia. Su carta tiene opciones como “filete de merlan, spaghettis de pommes de terre y magret de canard (pechuga de pato con miel)”. Asimismo, tienen una amplia variedad de postres y bebidas para los comensales.

Marie-Sophie Lamarche, una de las camareras del local, compartió en una entrevista para Reuters que es gran motivo de orgullo pertenecer al equipo. “Estamos aquí para reír y por amor a las cosas esenciales de la vida”, indicó.

También le puede interesar: La nueva generación de chefs toma Lima

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram