Vladimir Mukhin y sus platos con toque ruso

Platos de White Rabbit
"Girasol de caviar ahumado" es uno de los platos del chef ruso / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Quizás muchos no tengan a la inmensa y fría Rusia en su agenda para hacer turismo gastronómico. Sin embargo, el chef Vladimir Mukhin hace todo lo posible por poner a la nación euroasiática en el mapa culinario de todos.

Líder del restaurante moscovita White Rabbit, Mukhin es uno de los profesionales más renombrados del sector actualmente. De hecho, llegó llevar a su local al puesto 13 en la última edición de The World’s 50 Best Restaurants (2019).

Con un estilo sumamente creativo y brindando una experiencia onírica en su establecimiento, cada plato del ruso está cargado de sabor y un atractivo visual tremendo.

El arte de Vladimir Mukhin en el plato

Chebureks de flores de calabacín

Platos de Vladimir Mukhin / White Rabbit
Las flores toman el protagonismo / Foto vía: @whiterabbitmoscow

El cheburek es un tipo de empanada típico de la peninsula de Crimea. Se hace una masa que se rellena con carnes y cebolla para luego doblarse en forma de media luna y freírse.

Según el chef, la suya es una versión más fina de este clásico plato, que formó parte de la infancia de muchos en Rusia. Contiene carne picada, flores de calabacín y se sirven acompañadas de crema agria y aceite de eneldo.

Remolacha asada

Platos de Vladimir Mukhin / White Rabbit
Un plato pequeño pero excelente para disfrutar en su restaurante / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Quizás su emplatado sea lo más atractivo de esta deliciosa creación. Es una remolacha que se cocina al horno y que se corta de forma en la que simula una flor.

Oroshka de champiñones

Platos de Vladimir Mukhin / White Rabbit
Una versión diferente de una sopa clásica / Foto vía: @whiterabbitmoscow

La oroshka es una sopa fría que es sumamente popular en muchas partes de Rusia. En su versión clásica, se hace con verduras, papas, huevos y jamón. Se suele disfrutar con kvass, una bebida muy tradicional.

La variante de Mukhin, ideada en 2017, hace los champiñones el elemento principal. Su receta también tiene leche y se decora con varias flores comestibles. Además se sirve en un cubo transparente que parece un gran bloque de hielo.

Jamón de ganso

Platos de Vladimir Mukhin / White Rabbit
El tomate se combina de forma perfecta con el ganso / Foto vía: @whiterabbitmoscow

En uno de sus menús de degustación, el chef agregó el “jamón de ganso”. Pequeñas rebanadas de la carne del ave trabajadas de una manera excelente y muy cuidada.

odo venía acompañado de trozos de pan con una rica salsa de tomate que combinaba a la perfección.

Tarta de queso

Platos de Vladimir Mukhin / White Rabbit
Uno de los postres más icónicos de su local / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Uno de los postres ideados por el cocinero que más éxito tuvo entre sus comensales. La tarta se hace con una variedad de quesos y diversos frutos rojos para coronarse con un poco de requesón derretido.

Carpaccio de tomate

Platos de White Rabbit
El plato resalta la pasión del chef por el tomate / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Otro de los clásicos en White Rabbit. Según ha contado Vladimir, el tomate fue un insumo que marcó su vida, por lo que decidió exaltarlo en esta preparación.

Tomates de diversos colores ser cortan en rodajas en se bañan con diversos aderezos y especias. Todo un deleite tanto en lo visual como para el paladar.

Canutillos con sabor a pino

Platos de White Rabbit
Los sabores del pino se inspiran en la infancia del ruso / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Durante su infancia, Vladimir Mukhin estuvo rodeado de pinos por años. Inspirándose en esos recuerdos, el ruso elaboró estos canutillos que están rellenos con una crema compuesta por brotes del árbol.

Además, también se espolvorean con hojas de pino para intensificar el sabor.

Pastel de cereza y miel

Platos de White Rabbit
Un rico dulce que se sirve en White Rabbit / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Una preparación inspirada en la cocina de las abuelas del chef. Siguiendo los procesos más tradicionales, hace este postre que tiene “migas hechas de miel, helado de crema agria, tejas de caramelo y las cerezas más maduras”.

Espadín báltico

Platos de White Rabbit
El pescado se sirve sin mucha intervención para resaltar su sabores naturales / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Un pez relavante en la dieta de las regiones que colindan con el mar Báltico, al norte de Rusia. Este pescado de aspecto dorado se corta en filetes que se sirven con poca intervención sobre un “brioche frito con foie gras y cebollín”.

Fibra de abedul y leche condensada

Platos de White Rabbit
Un bocado que llena de dulzor a cualquiera / Foto vía: @whiterabbitmoscow

Un postre de pequeñas dimensiones pero que combina a la perfección los ingredientes.

También le puede interesar: Cádiz: un paseo por sus sabrosos sabores

Con información de WhiteRabbit