Noam Kostucki, rompiendo estereotipos desde la cocina

Chef Noam Kostucki
Chef de género fluido, es un ícono de la comunidd LGTBQ / Foto vía: FineDiningLovers.com

En un mundo que camina cada vez más hacía la inclusión social en diversos ámbitos, Noam Kostucki, de origen belga, quiere demostrar que las minorías tienen mucho que aportar al sector gastronómico.

Kostucki es un empresario, artista y cocinero autodidacta de género fluido; es decir, que no se relaciona con una sola identidad de género, pudiendo variar la expresión del mismo entre lo femenino, lo masculino o lo neutro. De esta forma, Noam busca trasladar su personalidad irreverente a la cocina en un concepto que ha cautivado paladares en San José, capital de Costa Rica.

Personalidad transgresora

Chef Noam Kostucki
Noam aprendió todo lo que sabe de gastronomía por cuenta propia / Foto vía: CatMichaelsWriter.com

Caracterizado por su frondosa barba, su larga cabellera y sus prendas, usualmente “femeninas”, Kostucki busca “romper una industria muy tradicional”. Hoy en día, es la mente detrás de El Mundo de Noam, una experiencia gastronómica de sirve platos de alta cocina en un ambiente íntimo

“Mi cocina me representa plenamente. El otro día me entrevistaron en la televisión de Costa Rica y me pidieron que describiera mi comida. Llevaba un vestido azul y tacones, no me había depilado las piernas… y simplemente dije: ‘Bueno, mi comida es como yo. Es una mezcla poco convencional de ingredientes y estilos que no suelen ir juntos, pero que por algún motivo funciona y a la gente le gusta”, comentó recientemente en una entrevista.

Chef Noam Kostucki
Se caracteriza por sus rasgos masculinos, que combina con moda y prendas femeninas / Foto vía: @ElMundoDeNoam

Según explica, siempre fue una persona inquieta, lo que lo llevó a cambiar de escuela hasta cinco veces durante su infancia. Creció en el seno de una familia judía de origen polaco lo que, además de sus diferentes viajes por casi 40 países, le ha dado una forma global de ver y entender la gastronomía.

Las travesías de Noam Kostucki culiminaron en suelo “tico”, donde abrió su primer restaurante en 2016: HiR Fine Dining. Comparte que el nombre deriva de una unión entre “él” y “ella” (Him y Her en inglés). El local, que antes se ubicaba en una zona rural de Guanacaste, cerró para trasladarse a San José con un nuevo nombre, aunque mismo concepto.

Filosofía autodidacta

“Nunca fui a la escuela a aprender. Nunca trabajé en un restaurante”, dice en un programa de la televisión costarricense sobre su carrera. Sin embargó, siempre soñó con tener su propio restaurante, pues cocinar de manera autodidacta ha sido una de sus pasiones.

Asimismo, aunque cataloga lo que ofrece como “alta cocina”, lo hace con insumos poco costosos. “Cocino con ingredientes baratos”, dice Kostucki. “Cuando la gente me ve hacer la compra en el mercado, me preguntan: ‘¿De verdad vas a hacer alta cocina con esto? Pero si es basura’. Cuando le quitan las hojas a las remolachas, las zanahorias o los rábanos, me acerco y las recojo. Me llevo su ‘basura’ y la convierto en buena comida”, comenta.

Su propuesta varía de forma constante, pudiendo encontrar platos de la nación centroamericana, así como de Polonia, Italia, Francia, Marruecos y todos los sitios que ha visitado.

Chef Noam Kostucki
Normalmente utiliza insumos «humildes» para hacer sus platos / Foto vía: ElSartenCaliente.com

Hoy en día, Kostucki es un ícono de la comunidad LGBTQ de Costa Rica y el mundo, a la cual busca dar visibilidad y espacios de expresión. Ha participado en muchas iniciativas en donde alza su voz en pro de los derechos de esta minoría.

“No conozco las normas. Aprendí por mi cuenta, la gente me decía: Así no se hace, eso no se puede hacer”, dice Noam Kotuscki, chef que espera seguir revolucionando y transgrediendo en la industria culinaria.

También le puede interesar: Chefs latinoamericanas protagonistas de sus fogones