Newsletter

Síguenos

Ana Ros y Dominique Crenn comparten sus memorias

Dos de las mujeres más respetadas de la gastronomía mundial. Ana Roš y Dominique Crenn son de las mentes más creativas de los fogones y, con largas e impecables trayectorias, ambas comparten sus sentimientos y recuerdos a través de textos.

The World’s 50 Best Restaurants recogió algunas de las citas más motivadoras de las cocineras de sus últimos dos libros: Sun and Rain, de la eslovena Roš; y Rebel Chef, de la francesa. En cada uno, los íconos femeninos de las artes culinarias inspiran y enseñan a los entusiastas del sector.

Sobre su identidad

Ana Roš y Dominique Crenn
Roš explica que los pilares del éxito son el territorio, la temporada y la personalidad del chef / Foto vía: CgCulturalGourmet.com

Sus orígenes son diferentes. En el caso de Crenn, fue adoptada por una familia cuando aún era una bebé y, sintiendo que Francia no era su lugar, se mudó a Estados Unidos a los 24 años. En suelo norteamericano, logró ser la primera mujer en conseguir tres estrellas Michelin gracias a su labor en Atelier Crenn (San Francisco).

En Rebel Chef, la gala aborda de forma interesante sus raíces. Explica que por mucho tiempo se sintió identificada fuertemente con el noreste francés, siempre basándose en el lazo sanguíneo de su familia. Sin embargo, esa percepción cambió con el tiempo: “Ni una sola hebra de mi ADN proviene del noroeste de Francia. Esos linajes que se remontan a cinco generaciones no son míos”, cita en su libro.

“¿Cómo, como humano, te convertiste en ti? ¿Simplemente heredaste un paquete genético de tus padres? ¿Eres quién eres por el lugar donde naciste y cómo te criaron? Creo que somos más que la suma total de nuestros genes y experiencias”.

Por su parte, Ana se desarrolló en el seno de una familia muy conectada con Eslovenia, país del cual exalta su gastronomía en Hiša Franko, con dos estrellas Michelin. En sus palabras, el éxito en la cocina proviene de tres elementos: el territorio, la temporada y la personalidad del chef.

“Esa personalidad no es solo algo que hereda; más bien, es un collage, un mosaico de todas nuestras experiencias de vida. Viajes, recuerdos de infancia, padres, abuelos, nacimiento, muerte, amor, religión, profesores, amigos, compañeros de escuela. . . todos son parte de ella”, comenta la eslovena.

Un recuerdo imborrable

Ana Roš y Dominique Crenn
Dominique ha tomado un rol de activista en la igualdad de género en la gastronomía / Foto vía: FoodAndWine.com

Si hay algo que despierta las memorias, es la buena comida. Ambas chefs tienen un momento que atesoran por lo que gastronómicamente les ofreció en algún instante de su vida.

Para la líder de Hiša Franko, su mente la lleva a Madagascar, a un viaje en tren que realizó con sus hijos entre las ciudades de Fianarantsoa y Manakara. Rememora que el tren iba tan lento, que cree que podía haber corrido a la par, pero que el momento fue espectacular. “En cada estación, había miles de manos ofreciéndonos la comida más deliciosa que puedas soñar. Y en cada estación fue diferente”, comenta en su libro.

Fueron 24 horas comiendo, festejando, riendo, bailando, volviendo a comer y volviendo a comer, hasta que por fin empezamos a llenarnos los bolsillos, pensando en provisiones para cuando terminara el viaje”, cita Roš.

Crenn viaja hasta el sur de Francia, durante una aventura que realizó con su amigo Albert Coquil, quien hoy en día es crítico culinario. En aquel entonces, siendo aún adolescente, tuvo la fortuna de comer en el restaurante del icónico Michel Bras.

Lo que degustó fueron las famosas legumbres gargouillou de jeunes, el plato estrella de Bras. En su escrito comparte como probarlo le cambió la perspectiva sobre la cocina, el uso de ingredientes y técnicas. Quedó fascinada y cree que eso pudo tener gran influencia en su carrera. “El plato frente a mí esa noche no se parecía a nada que hubiera visto”, explica.

La responsabilidad de ser chef

Ana Roš y Dominique Crenn
La eslovena ha sido premiada con dos estrellas Michelin / Foto vía: ElPais.com

La francesa siempre ha sido un agente de cambio en el sector gastronómico, abogando por la igualdad de género y el rol femenino en los restaurantes. Desde su posición como chef de renombre tiene la responsabilidad de impulsar propuestas justas para el beneficio de todos.

Es así como en Rebel Chef comparte su experiencia en Yakarta (Indonesia) donde dirigió un restaurante en 1997. El sitio iba a manejar un personal exclusivamente de mujeres, por lo que Dominique debió asumir el rol de mentora.

Explica que fue una experiencia motivadora para empoderar a jóvenes, algo que aún continúa haciendo en varios de los locales bajo su propiedad.

Ana también habla un poco de cómo es menospreciada la mujer en esta industria. Incluso, expresa haber sido subestimada por su aspecto en varias oportunidades. Pero, como chef responsable, ha sabido demostrar su valía, siempre con una propuesta innovadora y centrada en la cocina local.

Sun and Rain, con anécdotas y recetas únicas de Roš, fue publicado este año por la editorial Phaidon. Mientras, Rebel Chef es una colaboración de Crenn con Penguin Press. Ambos se encuentran disponibles para su compra en diferentes plataformas.

También le puede interesar: Cocina sustentable al estilo de grandes chefs

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram