Ooho

Las botellas de agua pasarán a mejor vida para darle paso a “Ooho”, la nueva forma de beber agua en pequeñas cápsulas comestibles. El diseño de estas cápsulas permitirá poder consumirlas directamente sin miedo de poner en riesgo nuestra salud. El objetivo de este innovador proyecto es erradicar el uso de plásticos.

Skipping Rock Labs, una compañía ubicada en Londres, pionera en el uso de materiales naturales obtenidos de plantas y algas marinas, es la responsable de estas burbujas comestibles.

Thirst quenching Ooho!

A post shared by Ooho! (@oohowater) on

“Pensamos que Ooho tiene un gran potencial para los eventos al aire libre como festivales o maratones. En general, en donde hay mucha gente y se consume mucha agua en poco tiempo”, explica Pierre Paslier, cofundador de Skipping Rocks Lab.

Ooho, un diseño inspirado en la naturaleza

Ooho es el primer envase flexible de forma esférica en donde se pueden ingerir líquidos, como jugos, refrescos y, por supuesto, agua.

La compañía presentó su creación en 2014, pero ahora busca ampliar su visibilidad planteándola como una alternativa para festivales y maratones. Situaciones donde su mínimo impacto ecológico será apreciado.

Skipping Rock Labs ya recaudó 800 mil libras en Crowdcube, un sitio de financiamiento colectivo para obtener fondos que le permitan seguir con su desarrollo.

También te puede interesar: Clear Coffee: el primer café que no mancha los dientes

Comments

comments