Vía themillenary.com

La bodega israelí Carmel Winery, junto con el Restaurante Catit, ha creado la experiencia Foodography. Este proyecto trata de una experiencia gastronómica especialmente creada para que sea compartida en Instagram. Tiene el objetivo de capturar de imágenes de alimentos usando un Smartphone, con la que se puede disfrutar de una buena comida y un taller de fotografía de alimentos para subirlas a Instagram. Para ello se han diseñado dos platos especiales para colocar el teléfono móvil.

Para llevar esta experiencia al más alto nivel, Nissani ha diseñado una serie especial de platos, entre los que destacan “El Limbo” que cuenta con una ranura para el móvil en un extremo y una gran curva en el otro que funciona como un telón de fondo o “360”, que sostiene la cámara en un extremo y tiene un plato giratorio en el otro, lo que le permite capturar fácilmente vistas de 360 grados de vídeos cortos.

Los comensales que participen en este proyecto podrán disfrutar de un taller de fotografía impartido por Peretz durante la degustación de un sofisticado menú preparado por Adoni con distintos vinos, para ayudarles a entender cómo realizar las mejores imágenes de alimentos utilizando únicamente su teléfono móvil. A continuación un vídeo que mostrará más detalles sobre la experiencia Foodography:

Foodography va más allá,  sin duda alguna es una experiencia gastronómica especialmente creada para que sea compartida en Instagram. Este proyecto ya es tendencia, el restaurante ha conseguido elevar su notoriedad en Israel a nivel mundial y la bodega ha incrementado sus ventas en un 13%. Se pueden ver las fotos de los comensales bajo el hashtag #fdgr.

También te puede interesar: Food porn: la lujuria de la comida

Comments

comments