invitados

Esta regla aplica solo sí se tiene una reunión menor de diez personas, ya que así no requiere la necesidad de prescindir de un mesonero por el volumen de invitados que se debe atender.

Normalmente se estila servir los alimentos en platos desde la cocina con las raciones oportunas y ya medidas para así tener un control de las porciones. Cuando se trata de invitados se debe servir en una bandeja o platos amplios, que se dejan en la mesa para que todos los comensales puedan servirse a su gusto. Pero esta modalidad de self service debe tener una pequeña logística y organización para la atención sea optima y sin enredos.

Con estos consejos la comida será mucho más agradable y placentera:

  • Todos platos, sean principales o contornos deben estar servidos por separado en cada plato, así el comensal  puede servir la cantidad deseada. No se debe escatimar con la cantidad de comida que se sirva, esto quiere decir que no se debe poner la cantidad justa; si son ocho personas que están en la mesa se debe pensar como si se cocinara para diez.
  • En el caso de las carnes, si se cocina una pieza completa de pollo esta debe ser cortada con anticipación. Así se evita que el comensal tenga la molestia de picarlo en la mesa, lo ideal es que cada quien solo escoja la pieza que más le gusta.
  • Cuando se desea servir pescado, la distribución debe ser así: es preferible servirlo por filetes en la preparación, dejando en la cocina la cabeza, la cola y la espina central. Se hace con el fin de evitar cualquier accidente con las espinas. También se debe disponer en la mesa el tenedor y la pala, evitando que el comensal coma con las manos.
  • La llegada del postre todos los invitados deben haber terminado de comer,  se quitan los saleros, las salsas, cestas de pan, vasos y copas que ya no vayan a utilizarse.

Cuando los invitados desean tomar café lo más recomendable es llevarlo a un ambiente más cómodo. Se puede ofrecer en la sala de la casa.

También te puede interesar: Un anfitrión top

Comments

comments