propina

Cuando el comensal se dispone a comer en restaurante o algún lugar un poco más informal, existe la incertidumbre si  ¿se debe dejar propina? o ¿cuánto hay de dar?.  Esta intriga crece aun más cuando se está de extranjero en otro país, ya que en algunos lugares se exige un porcentaje en específico, en otros se da lo que se desee y en algunos dejar dinero en la mesa es una completa ofensa al servicio.

La propina es una forma de expresar un agradecimiento de un buen servicio, una atención correcta y amable. Todas estas acciones se hacen con la finalidad de expresar la satisfacción por la atención brindada.

Usualmente se acepta en casi todo el mundo. En Estados Unidos, la entrega de la propina es mucho más tecnológica, el mesero le entrega al comensal una tableta electrónica en la que el cliente presiona un botón para escoger la propina que va a pagar.

Sucede lo mismo es España, de hecho se le conoce como un gesto de cortesía por el buen servicio prestado. No es ninguna obligación darla pero ya se ha convertido en una costumbre del comensal. Todo esto aplica al buen trato, si este no fue del agrado no es un deber dejarlo.

Es importante tener un conocimiento previo del lujar a donde se viaja, en donde las raíces y costumbres son tan diferentes al de origen , ya que se puede ofender si darse cuenta. Este es el caso de los países asiáticos como China y Japón, dejar así sea un solo centavo puede llegar a incomodar hasta convertirse en una ofensa para el mesonero.

Se debe tener claro que la propina no es un acto de pedir limosna, sino de gratificación. La forma de darla también merece respeto y discreción sin ningún tipo de exhibicionismos.

También te puede interesar: Protocolo formal para mesa

Comments

comments