invitado

Se considera un mal invitado aquella persona que se comporta de manera grosera y poco adecuada. Su comportamiento suele molestar a los demás que brinda una mala experiencia al anfitrión, dejando un mal gusto y recuerdo de la reunión.  Aunque la personalidad de cada persona es única y posee diferentes matices, se debe tener en cuenta que al entrar en otro hogar debemos respetar sus normas y costumbres.

Ser un mal invitado tiene como consecuencia no ser invitado nuevamente a ningún tipo de fiesta o reunión o fiesta, sea esta informal o formal. Cualquiera que sea el escenario la reputación debe mantenerse en tela de juicio.

Acciones de un mal invitado:

  • Al momento de ir a la mesa sentarse en donde se desee, aunque ya esté con los lugares adjudicados. Este caso es muy frecuente en matrimonios o reuniones ejecutivas donde la distribución de los invitados es fundamental para la logística.
  • Empezar a comer sin que el anfitrión lo haya hecho primero, este es un acto de respeto esto debe ser aplicados para invitaciones caseras o un buffet. También es de mal gusto comenzar si aun se les está sirviendo a los demás invitados.
  • Es de mal gusto pasarle el brazo por encima a un invitado para poder tomar la sal, una salsa o el pan. En este caso lo más viable es pedirle a la persona que esté más cerca del objeto deseado que se lo haga llegar.
  • Un acto casi imperdonable es fumar en la mesa, sin esperar que los demás hayan terminado la comida. Siempre se debe pedir permiso antes de encender el cigarrillo, ya que el anfitrión o alguna persona le desagradan este olor.
  • Criticar la comida. Aunque esta no sea de nuestro agrado, no se debe hacer comentarios despectivos hacia la preparación, mucho menos cuando hay más personas presentes. Si uno de los platos no es de su agrado se puede manifestar en privado y con antelación que no consume ciertos alimentos.
  • Hablar de temas incómodos en la mesa. Para algunas personas comer es el acto más sagrado que tienen durante el día, un tema que desagrade al público puede generar discusiones y molestias entre el grupo.

Este tipo de recomendaciones siempre deben ser del conocimiento general, para no generar una mala impresión. Aunque no lo parezca ser educado siempre será una buena carta de presentación en cualquier lugar o escenario.

También te puede interesar: ¿Cómo se debe servir la comida cuando hay pocos invitados?

 

Comments

comments