etiqueta

Casi todos reconocen esta famosa regla de los buenos modales en la mesa, pero no todos suelen aplicarlas en la cotidianidad. Desde pequeños es fundamental comenzar a reforzar estos valores, un poco de tiempo y disciplina son esenciales, ya que, es la carta de presentación. El saber ciertas normas en la mesa refleja seguridad y buenas costumbres.

Esta regla protocolar comenzó a desarrollarse en el siglo XVI entre España y Francia. Para estas fechas tener ciertas costumbres podían calificar a una persona de refinado o campesino. Anterior a esto no existía ningún tipo de norma a seguir, los asistentes podían escupir en el piso, limpiarse la boca con las manos, eructar y ocupar más espacio de lo normal o comer con el sombrero puesto. Absolutamente todo estaba permitido. Ya en la Edad Media las personas comenzaron a tener conciencia de sus actos y su comportamiento los calificaba tanto a ellos como a su familia. Es así cuando los campesinos comienzan a imitar las reglas.

La forma correcta de colocar los codos

La forma correcta de colocar los codo en la mesa es reposar los antebrazos ligeramente en los bordes de la mesa. De esta manera, expresaremos interés en la conversación del comensal. Pero este gesto debe ser apoyar firmemente esta parte del brazo ya que la mesa no está creada para aguantar todo ese peso.

Es importante recordar una regla de oro al sentarse en la mesa: debe hacerse de lado derecho y sin balancearse en la silla o estirar y menos cruzar las piernas.

Comments

comments