zoodles pasta

A pesar de que la pasta de por sí es un alimento sumamente agradable, accesible y versátil, para muchos no lo es tanto. Esto se debe a que para gente que le gusta cuidar su alimentación puede significar una importante fuente de carbohidratos y calorías. Además, para los celíacos es una opción vetada por su contenido en gluten.

Pero para este tipo de comensales y aquellos entusiastas que les gusta comer de todo, hay una alternativa que puede sustituir la pasta con resultados muy buenos. Se trata de los zoodles, una variante que puede elaborar en casa sin dificultad alguna, pues son simplemente vegetales cortados muy finamente y de forma alargada.

De hecho, el término zoodles viene de la fusión de la palabra noodles, que significa fideos en ingles, y zucchini, nombre en italiano del tradicional calabacín. Es precisamente este alimento el que comenzó a verse como un potencial sustituto de la pasta larga para ciertos platillos comunes, como pasta a la boloñesa o la carbonara. Sin embargo, con el pasticho de berenjenas ya se había puesto a prueba la calidad que podían tener estos rubros como suplentes de los clásicos platillos del país de la bota.

zoodles

Ahora esta tendencia o platillo ha ganado tanta popularidad que en muchos restaurantes y portales web se pueden encontrar preparaciones de este tipo. Además del calabacín, hay también de zanahoria, pepino, batata y remolacha. Estos son alimentos saludables, naturales y con muchas menos calorías.

¿Cómo hacer zoodles en casa?

La idea principal al preparar zoodles es que queden lo más parecido a una pasta larga tradicional, como linguine o spaghetti. Para poder elaborarlos, en las cocinas suelen haber utensilios que pueden contribuir mucho en la tarea de darles esa forma fina y alargada.

Uno de ellos es el pelador convencional, que al pasarlo ligeramente de forma vertical sobre estos alimentos, va desarrollando virutas largas que se van reuniendo para parecerse, entonces, a la pasta. Incluso, hay peladores que tienen una cuchilla especial con siluetas dentadas, que de una vez producen las tiras delgadas y perfectas.

zoodles

También puede lograrlos con mandolinas o espiralizadores de verduras; este último es el ideal, porque logra que sean lo suficientemente largas las tiritas. Si no, con un cuchillo también se pueden hacer, pero hay que tener mucha más paciencia.

¿Cómo servirlos?

Una vez se obtengan los zoodles, lo demás es rutina. Dependiendo del vegetal, se cocinan ligeramente según el tiempo que necesiten y se sirven con la salsa o acompañantes de preferencia, tal como si fuese una pasta. También se pueden utilizar crudos para preparaciones frías.

zoodles

Los calabacines apenas podrían necesitar un poco de calor, pues por lo general son muy blandos. Por el contrario, la zanahoria sí podría ameritar un par de minutos más de cocción para quedar al dente.

Realmente, los zoodles se prestan para cualquier idea que tenga el cocinero. ¿Usted, cómo los prepararía?

También le puede interesar: Torta de semillas de amapola. ¡Sin harina y sin mantequilla!

Comments

comments