wrap

Hacer wraps o enrollados es buena idea cuando de comer algo sabroso y rápido se trata. El arte de enrollar más de un ingrediente con algún alimento que sirva como envoltorio puede producir excelentes manjares. A veces no hay ideas suficientes para innovar, y estos platillos tienden a ser más de lo mismo. Por eso, hay que imaginarse otras formas de elaborar preparaciones similares y jugar con otros componentes que puedan funcionar de una manera genial.

Lo tradicional es emplear las típicas tortillas de trigo que se utilizan para hacer burritos o fajitas. Pero otros alimentos de características similares pueden cumplir esa misma función. Aquí los más interesantes:

Pan pita

wrap pita

Como si se tratase de un shawarma, un wrap se puede lograr fácilmente con este tipo de pan o cualquier otro que sea plano y grande. Es bastante soso y versátil, por lo que el relleno puede ser cualquier cosa que se le ocurra al cocinero.

Crepes

wrap crep

Los chinos suelen usarlas para envolver el pato laqueado y otras preparaciones similares. Por eso, no está de más utilizarlas para crear ricos enrollados con comidas saladas. Los rusos hacen también algo similar con los blinis, que van rellenos de diferentes pescados e ingredientes fríos. Carnes, pollo, frutas, vegetales, realmente las crepes pueden adaptarse a todos ellos.

Embutidos

jamón wrap

Usar embutidos como el jamón de pavo, pastrami, jamón serrano y sus similares puede ser una rica opción para obtener deliciosos wraps, aunque en formatos un poco más pequeños y menos convencionales. Pueden funcionar para envolver quesos, hongos, vegetales crudos o cocidos, entre otras delicias.

Lechuga

lechuga wrap

Los wraps de lechuga son ya bien conocidos pero un tanto subestimados. Esta es una verdura que funciona perfecto para lo que se quiere en este tipo de preparaciones. Su sabor no es invasivo, es maleable y saludable. Rellenarla con carnes, quesos y otros vegetales puede resultar un rico almuerzo o merienda.

Repollo

repollo wrap

Al igual que la lechuga, las hojas de repollo también sirven para enrollar tiras o trozos de res, cerdo, pollo o cualquier otra proteína. Puede estar cocido o crudo, como más le guste a los comensales. Es muy común encontrar preparaciones orientales similares que también incluyen la hoja de parra como opción.

Huevo

huevo wrap

El truco para lograr que un huevo adquiera una textura como para hacer un wrap es batirlo muy bien y hacerlo en una plancha caliente y que quede bien extendido. Así se formará como una crepe, muy maleable y con su sabor característico. Dentro puede ir jamón, queso, embutidos, carnes, vegetales o lo que deseen.

Alga nori

wrap nori

Al mejor estilo de los temakis, el alga nori es apta para enrollar, sobre todo para quienes gusten de su sabor marino. De relleno puede ir lo que se le suele añadir al sushi, como pescados crudos o cocidos, queso crema, salsas, verduras crudas, aguacate, entre otros.

Pasta

pasta wrap

Con la pasta del pasticho, o con una versión casera de un tamaño óptimo para enrollar, se puede hacer una especie de canelones que se asemejen más a los wraps. Así, queda estupenda para comerse como un burrito pero con el rico sabor y la excelente textura de la pasta al dente. Los acompañantes pueden ser italianísimos como carnes, embutidos, panceta, bechamel, pesto y sus similares.

¿Acaso no son ricas formas de inventarse un wrap diferente?

También le puede interesar: Conozca los usos alternativos de la prensa francesa

Comments

comments