humo líquido

El humo líquido es un producto incoloro que se vende en pequeños frasquitos y que suele utilizarse en algunas preparaciones para darles sabor ahumado, como si se hubiese puesto el alimento a la parrilla. Pocos cocineros, profesionales y amateurs, utilizan este ingrediente en sus platillos. Los más preparados pensarán que si fácilmente pueden brindar sabor ahumado con el proceso tradicional, también pueden evitar sin ningún remordimiento el polémico ingrediente. Por su parte, los aficionados lo ven como un producto químico más, que quizá les traerá problemas de salud.

Estas son las principales apreciaciones de ese saborizante que siempre despierta dudas sobre su proceso de elaboración, composición y consecuencias para el organismo. Sin embargo, medios y expertos se han encargado de revelar algunas verdades sobre la peculiar sustancia, que promete emular ese sabor a madera quemada en sus recetas.

Humo líquido y su obtención

humo líquido madera quemándose

La mayoría se pregunta: ¿Cómo es posible que conviertan el humo en líquido? Cuando surge este tipo de productos innovadores se empieza a sospechar que se trata de algún proceso químico que con seguridad no tiene productos naturales, pero este no es el caso.

El proceso consiste en quemar residuos de la producción de madera; es decir, aserrín o, en ocasiones, trozos de madera de mezquite o de nogal. Evidentemente, esto produce mucho humo aromatizado que al combinarse con el vapor se convierte en gotas de condensación. Tal como ocurre cuando se empañan los vidrios del baño cuando alguien se ducha con agua caliente.

Esas gotitas se atrapan con un condensador y así es como se obtiene esa especia de agua saborizada con humo. Luce como un proceso bastante sencillo, pero igual pasa por otras modificaciones.

Sus riesgos

Muchos relacionan el humo con agentes carcinógenos y tienen razón. Aunque las compañías especialistas en ese producto aseguran que retiran cualquier componente dañino y que dejan solo el sabor. Hay expertos que afirman que es imposible que se retiren todos los carcinógenos. Sin embargo, coinciden en que incluso el humo líquido es más sano que el real, pues al menos ha sido purificado.

Cómo utilizarlo

Humo líquido parrilla

Su uso es realmente sencillo. La idea es utilizar tan solo unas gotitas para aromatizar las comidas, como si se tratase de aceite de sésamo o algo similar. Se puede mezclar en marinadas o en salsas como BBQ.

 

También le puede interesar: Comer insectos, ¿la dieta del futuro?

Con información de Epicurious

Comments

comments