Brownies

El brownie es un bizcocho de chocolate compacto, esponjoso, dulce y de color marrón oscuro. Su preparación es muy sencilla y su sabor es realmente delicioso, al que muy pocos se pueden resistir. Si es un amante de este postre y es de los que le gusta hacerlos, tenga en cuenta algunos consejos prácticos para conseguir que sus brownies sean perfectos. Todos quedarán con ganas de uno más.

Tips a tomar en cuenta

Lo primero que debe tener claro es usar un chocolate que sea de calidad. Revise en la etiqueta que tenga mayor porcentaje de pasta de cacao, que manteca de cacao y azúcar. Utilice uno muy puro, entre 70 % y 80 %.

Para tener una mezcla mucho más compacta, échele un poco de crema para batir. Incluso, si desea que estén bastante esponjosos, agréguele una o dos yemas de huevos adicionales.

Siempre derrita el chocolate y la mantequilla juntos en baño de María, ya que eso le permitirá una mezcla más homogénea, distinta a la de un bizcocho de chocolate.

Brownies

Al momento de engrasar el molde, hágalo siempre con mantequilla y harina. Evite utilizar margarina y mucho menos aerosol artificial, debido a que eso modificará el sabor del brownie.

Cuando lo hornee, debe sacarlo cuando al pincharlo con un cuchillo, por ejemplo, este salga con un poco de miga. Esto no significa que esté crudo. Al sacarlo, este se seguirá cociendo. Así que si lo pincha nuevamente, 15 minutos después, saldrá limpio.

Por ninguna razón corte el brownie caliente, ya que se le va a desmoronar.

Siempre debe comerlo una vez se haya enfriado, a temperatura ambiente. Luego, si así lo prefiere, lo puede calentar un poco para comérselo caliente, ya sea solo o con una bola de helado.

También le puede interesar: Seis beneficios de tomar leche de coco

Comments

comments