Café instantáneo

El café es ese grano que se convierte en una de las bebidas más adictivas para muchos.  Hay quienes lo consumen en la mañana, para iniciar el día, otros lo prefieren luego del almuerzo y están los que optan por beberlo en la tarde, a modo de merienda. Incluso, existen quienes no se van a la cama sin una taza. Aunque existen diversas presentaciones y es recomendable conocer algunos pros y contras de cada una, se puede comenzar por el café instantáneo (también conocido como café soluble o café de cristales).

Pros

  • El café instantáneo puede ser más barato que el de granos.
  • Es más rápido de elaborar, no es necesario ensuciar una greca. Basta con verter agua caliente sobre el polvo, en una tasa, y listo.
  • Es más limpio, ya que no produce desperdicios.
  • Su gusto es cremoso y suave, muy apropiado para quienes se inclinan por esta opción.
  • Algunos pueden tener azúcares incluidos.
  • Por su practicidad, es el indicado cuando se va a la montaña o a la playa.
  • Puede conservar todas sus propiedades por más tiempo que el original.
  • Como generalmente se envasan al vacío, su durabilidad es mayor.

Contras

  • Aparentemente, según algunos estudios, tiene menos cafeína que el tradicional.
  • Anula algunos de los beneficios que aporta el café de grano.
  • Su olor y sabor no es igual. No puede compararse con un café fresco y recién preparado.
  • No se pueden obtener los beneficios de la cafeína.

También le puede interesar: Productos que jamás serán mejores hechos en casa

Comments

comments