navidad en el mundo

La Navidad se celebra prácticamente en todo el globo. Incluso en aquellos países en los que el nacimiento del Niño Jesús no forma parte de la tradición religiosa se festeja, pues es motivo de alegría y una excusa para reunirse con amigos y familia. Gracias a que es asunto de júbilo, es una de las celebraciones con mayor popularidad.

Aunque existan elementos comunes, como el árbol de Navidad, las cenas, los regalos, entre otros detalles, cada país tiene su propia forma de celebrarla. A continuación compilamos algunas de ellas.

Las fiestas decembrinas iluminan el planeta

Argentina

Así como en el Zulia, Venezuela, se acostumbra tener listo el árbol de Navidad para el 18 de noviembre, en Argentina se suele decorar la casa y armar el arbolito el 8 de diciembre, día de la Virgen en dicho país. Las coronas en la puerta y las luces decorativas nunca faltan. En víspera de Navidad, las familias se reúnen para compartir la cena. Generalmente se sirve pavo o cerdo, con vino y dulces como el panettone, adoptado de los inmigrantes italianos que se asentaron en el país.

Rusia

Los rusos pertenecen en su mayoría a la religión ortodoxa, que se rige por el calendario juliano y no por el gregoriano (que priva en el resto del mundo). Como hay una diferencia de trece días entre ambos calendarios, los rusos festejan su Navidad el 7 de enero en vez del 25 de diciembre. Es este día cuando Ded Moroz, que significa Abuelo Frío, reparte los regalos a los niños.

Esta imagen fue adoptada durante la Rusia soviética, en la que los rituales religiosos estaban prohibidos, y es equivalente a la de Santa Claus. La diferencia es que Ded Moroz viaja en un trineo tirado por tres caballos blancos y se anuncia llamando a la puerta y no entrando por la chimenea. Durante la ceremonia de celebración de la Navidad está prohibido consumir alcohol y hay que mantenerse en ayunas hasta el momento de la cena.

Alemania

Para los alemanes es sumamente importante el árbol de Navidad, que acostumbran colocar el 1 de diciembre, ya que en esta región se originó dicha tradición en la Edad Media. En este país se festeja el 6 de diciembre el nacimiento de San Nicolás, por lo cual los niños reciben  regalos. Para ellos este anciano viste de blanco y con una corona de oro, y es el intercesor de los pequeños ante el Niño Jesús.

La cena en Alemania suele comenzar a la medianoche e incluye cerdo ahumado con pasas y piña, puré de papas y ensalada, todo acompañado con vino tinto o con Schnapz, una bebida alcohólica de pera o manzana que ayuda a quitar el frío.

Italia

En este país se comienza a festejar a partir del 6 de diciembre con la Festa di San Nicola, el santo patrón de los indefensos (que no viste de rojo), con una misa en la mañana y una comida en familia. Sin embargo, no es San Nicolás quien lleva los regalos a los niños, sino la Befana. Esta es una bruja que llega en su escoba la noche anterior al Día de Reyes y rellena los calcetines de los niños buenos con obsequios y los de los niños malos con carbón. La víspera de Navidad las familias hacen una cena sencilla, sin carne, y luego suelen ir a Misa de Gallo. El 25 se reúnen nuevamente para hacer una comida más formal, a base de carne.

Suiza

Como pertenecen la mayoría a la religión católica, es común ver las coronas de Adviento en los hogares suizos cuatro semanas antes del día de Navidad y en ellas se van encendiendo las cuatro velas que la conforman cada domingo. Además del pavo relleno o el jamón, una preparación muy típica es el fondue chinoise, unas delgadas láminas de carne vacuna cocinadas en caldo de vegetales y servidas con salsas de mayonesa y hierbas.

Francia

Los franceses tienen por costumbre acudir a la Misa de Nochebuena, para después dedicarse a festejar Le Révellion con grandes comidas en familia, lo cual simboliza el despertar del Niño Jesús. Al igual que en la mayoría de los países, San Nicolás o Papá Noel lleva regalos a los niños, por lo cual estos dejan sus zapatos frente a la chimenea la víspera de Navidad. Cenan con pavo, ganso u otras preparaciones, además de tener el roscón de Reyes como un postre tradicional.

Decoran las casas con arbolitos y colocan muérdago en arcos y marcos de puertas, para atraer buena fortuna. Además, muchas iglesias organizan pesebres vivientes como parte de la celebración.

También puede interesarte: ¿Preparados? La vuelta al mundo en 10 postres

Comments

comments