Nachos

Esta sencilla preparación ha cautivado paladares en todo el planeta. Tortillas, carne, vegetales picados y queso, los nachos son una receta con una interesante historia. Muchas dudas sobre su origen giran alrededor de esta delicia. Un viaje desde México a Estados Unidos terminó catapultándola a la fama.

Los nachos de Nacho

Solo al oír el nombre se puede suponer de dónde surgieron. De tal manera que todo comenzó en México. Corría el año de 1943, en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. En el pueblo fronterizo de Piedra Negra un grupo de mujeres estadounidenses, esposas de soldados, se encontraba dando un paseo. Su trayecto las llevó hasta el restaurante Club Victoria. Las damas buscaban algo que comer, pero el local se encontraba casi por cerrar. Sin embargo, el encargado no tuvo problema alguno en atenderlas.

Ignacio “Nacho” Anaya, encargado en aquel momento del establecimiento, es el padre creador de la receta que lleva su apodo. Al estar ya en las horas finales de su labor diaria, no contaba con muchos insumos para satisfacer a sus comensales. Se dice que las visitantes solo pidieron “una botana y una cerveza fría”. Entonces Anaya lidió con lo poco que tenía a su disposición: tortillas de maíz, queso y jalapeños.

La invención, nacida de su creatividad encantó a las mujeres. Antes de retirarse del lugar, ellas no quisieron hacerlo sin saber el nombre de aquello que habían comido. A esta incógnita, el encargado solo les respondió: nachos. Desde ese momento en adelante, el ascenso ha sido meteórico.

El Moderno, como se le conoce ahora al restaurante, comenzó a incluirlos en su menú. Poco a poco la gente del pueblo los llevó a sus hogares. Debido a la cercanía con Estados Unidos, era cuestión de tiempo para que los nachos saltaran la frontera.

The father of the nachos

Frank Liberto "The father of the nachos"
Frank Liberto “The father of the nachos”

El verdadero éxito de la creación de Anaya se dio en el país vecino. En Texas comenzaron a servirse en varios locales de comida. Pero el momento clave fue cuando llegó a las manos de un hombre que los daría a conocer internacionalmente.

Frank Liberto, uno de los herederos de la empresa Ricos, tuvo una idea visionaria. En el año 1976, Liberto los llevó al Arlington Stadium, hogar de los Rangers de Texas. Los fanáticos quedaron enamorados de aquellas crujientes tortillas acompañadas de jalapeños y, el toque innovador, queso cheddar derretido.

Nachos

El momento clave fue apenas un año después, cuando trasladaron sus preparaciones al Texas Stadium. Regalaron una muestra a los locutores encargados de narrar el juego. De esta manera los nachos llamaron la atención de todo el pueblo norteamericano.

Por esta razón, Liberto es conocido como el padre de la receta. Sin embargo, el verdadero creador fue Anaya, quien no patentó la receta y con los años solo se le ha hecho un reconocimiento en su pequeño pueblo.

Conocer la historia de los alimentos hace la experiencia más grata. Saborear sus orígenes, cultura y trayectoria. El invento de Nacho seguirá cautivando paladares en todos los rincones.

También le puede interesar:  ¿Por qué se llaman así algunos alimentos?

Comments

comments