Siguiendo los consejos adecuados se obtendrán mejores resultados

El alimento sencillo e ideal para empezar el día. Los huevos revueltos son perfectos para acompañar el desayuno, pero no todos saben prepararlos de forma que queden suaves y cremosos.

La cocinera Kelsey Youngman, editora del portal Food and Wine, compartió su secreto para lograr los mejores resultados.

La guía de los huevos revueltos

El objetivo es que queden bien cremosos y suaves

Youngman inicia su proceso cuidando las proporciones. Para un desayuno ideal, considera que son necesarios tres huevos por persona. En este caso, su preparación utiliza media docena del insumo.

Todo deben quebrarse con cuidado y echarse en un bol. Luego, afirma que no hay que tener miedo a echar sal, pues esto ayudará a que los huevos conserven su humedad mientras se cocinan. Recomienda que la cantidad se adapte al gusto de cada cocinero.

Uno de sus consejos en agregar un chorrito de leche, aunque esto sea opcional. Explica que así puede darse un toque extra de cremosidad a la preparación. También puede usarse crema de leche o algún caldo para agregar sabor.

La cocinera indica que algo muy importante a tomar en cuenta es que deben batirse con un tenedor preferiblemente. Hay que mezclar con movimientos elípticos suaves y continuos para incorporar bien  las claras y las yemas.

Luego, Youngman comparte que lo mejor es trabajar en una sartén antihaderente “para que los huevos no se peguen a la superficie mientras cocina”. Sumado a esto, se pueden añadir unas cucharadas de mantequilla o aceite.

Rumbo al desayuno perfecto

Consejos para hacer huevos revueltos
La cocinera recomienda agregar leche a la preparación, aunque sea opcional

Por otro lado, uno de sus tips es que los huevos se añadan con la sartén fría. “Si los agrega a una sartén caliente, las proteínas de los huevos se cocinarán de inmediato en el exterior pero se mantendrán frías en el medio, lo que dará como resultado una ‘piel’, que puede ser desagradable para algunos”.

“Comenzar en una sartén fría, por otro lado, te permite controlar el proceso de cocción, por lo que gradualmente conseguirás huevos revueltos suaves, tiernos y cremosos”, explica la experta gastronómica. Entonces, lo ideal es encender el fuego bajo y, con una espátula, remover constantemente para que todo se cocine uniformemente y se mezcle bien con la mantequilla.

Cuando están listos, apagar la sartén y dejarlos en ella por un rato. El calor residual ayudará a que se terminen de cocinar para que adquieran una mejor consistencia. Por último, aconseja servirlos acompañándolos de un poco de cebollín picado o algún otro elemento que agregue sabor.

También le puede interesar: Cómo hacer huevos a la parrilla por Justin Chapple

Comments

comments