Leches vegetales
Las leches de origen vegetal son muy ricas y saludables

Las leches de origen vegetal es un producto que cada vez toma más fuerza a raíz de que más personas se suman al veganismo o simplemente aprovechan sus beneficios nutricionales. Aunque muchos no lo sepan, preparar leche de avena, coco o almendras es algo sumamente sencillo de hacer en casa.

Según el insumo, cada una tiene su forma y proceso de elaboración. Todos, sumamente fáciles para tener a disposición una buena y nutritiva bebida o un ingrediente para un postre u otra preparación

Leche de avena

Leche de avena
Su proceso de elaboración es rápido

Con apenas una taza de copos de avena, es posible obtener buenos resultados. El proceso sería el siguiente:

  • Dejar los copos de avena en un recipiente con agua durante al menos 30 minutos. Pueden dejarse remojando hasta una noche entera.
  • Colar la avena y lavarla con agua.
  • Echarla en una licuadora junto con 3 o 4 tazas de agua fría. Pueden añadírsele, de forma opcional, esencia de vainilla, miel u otros endulzantes.
  • Licuar durante unos 2 minutos. Dejarla reposar durante 1 hora. Puede tomarse inmediatamente, pero queda mejor si se deja reposar.
  • Colar la leche de avena con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de avena. Volver a colar 2 o 3 veces más para eliminar los restos por completo.
  • Enfriar y disfrutar.

Leche de coco

Leche de coco casera
Aunque algunos no lo sepan, hacer leche de coco casera es algo muy sencillo

Solo se necesitan unos 200 gramos de coco rallado o carne de coco y unos 750 mililitros de agua para conseguirla:

  • Calentar el agua en una olla sin dejar que hierva.
  • Echar el coco rallado y el agua caliente en una batidora y batir hasta que estén bien integrados, durante 1 o 2 minutos.
  • Dejar reposar la leche un poco para que enfríe y colarla usando un colador de malla fina. Apretar bien para obtener el máximo posible de leche. Reservar la pulpa que sirve para utilizarla en otras recetas
  • Guardar la leche de coco en un recipiente hermético y reservar en la nevera.

Leche de almendras

Leche de almendras
Perfecta para usar en postres y otras recetas

Usando unos 150 gramos de almendras peladas, además de 800 mililitros de agua y el endulzante de su preferencia puede hacerse rápidamente:

  • Poner las almendras en un bol y cubrirlas con agua. Dejar reposar entre ocho horas y un día.
  • Colar las almendras y lavarlas bien con agua fría.
  • Llevarlas a una licuadora y triturar hasta que queden pedazos pequeños.
  • Agregar el agua y el endulzante y licuar hasta integrar bien.
  • Colar con un colador fino el líquido. Aplastar bien para extraer toda la leche.
  • Verter en un recipiente y refrigerar.

También le puede interesar: Torta de chocolate para la merienda

Comments

comments