Guardar whisky en casa
Para mantener la bebida en óptimas condiciones hay que seguir ciertas pautas

Uno de los destilados más famosos del mundo y que nunca falta en las despensas de muchos. Guardar whisky requiere de cuidados específicos para no estropearlo y poderlo conservar por más tiempo para su disfrute.

Hay aspectos que no deben pasar por alto quienes suelen comprar dos botellas, una para beber al momento y otra para reservar. Lo mejor es conocer las formas adecuadas para que la bebida espirituosa mantenga su carácter y propiedades de manera óptima.

Siempre fresco

Guardar Whisky
Lo mejor es reservarlo en lugares frescos y oscuros

Al igual que con otras bebidas alcohólicas, no se lleva bien con las altas temperaturas. Lo apropiado es guardar el whisky en un sitio fresco y con una temperatura que no varíe mucho.

Las temperaturas cambiantes pueden dañar el corcho (en caso de llevarlo) y, a largo plazo, la botella.

Nada de luz solar

Siguiendo el punto anterior, hay que evadir los rayos solares. Estos tienden a ser el enemigo no solo de bebidas, sino también de productos como el aceite de oliva. Lo ideal es encontrar un espacio cerrado y oscuro para el ejemplar.

El whisky ¿en vertical?

Contrario al caso del vino, que se almacena acomodando las botellas horizontalmente, lo óptimo para este destilado es que permanezca en forma vertical. Esto se debe a que mantener el corcho en contacto con la bebida, que suele tener un alto grado de alcohol, lo hará desmoronarse a largo plazo.

Sin embargo…

Guardar whisky
Las botellas de whisky deben almacenarse verticalmente

A pesar de lo mencionado anteriormente, se recomienda que, si una botella pasará más de un año en espera, al menos dos o tres veces al año se gire un poco para empapar el corcho. Según explican los expertos, esto ayuda a mantenerlo fresco y reducirá el riesgo de oxidación del whisky.

Seguridad al abrir

Una vez abierta una botella de whisky, es preferible consumirla en el menor tiempo posible. Los conocedores aconsejan no dar más de dos meses a una botella que ya se abrió. Esto porque el proceso de oxidación y de pérdida de las propiedades del destilado comenzarán al pasar los meses. Sin embargo, muy bien almacenado, el whisky puede conservar sus características por años.

No tener miedo

En ocasiones, las personas tienen ejemplares únicos, raros y costosos en sus casas. Esto puede ser un impedimento para disfrutarlos. No obstante, para los apasionados de su sabor, dejar que pase mucho tiempo solo hará que se pierda la posibilidad de gozar de un buen trago.

También le puede interesar: ¿Qué es el tequila cristalino y cómo se consigue?

Comments

comments