Batallas gastronómicas de España
Los Enharinados, celebrada en la localidad de Ibi, lleva a dos bandos a enfrentarse con huevos y harina / Foto vía: ElPaís.com

El territorio español está repleto de insumos que no solo son útiles para preparar deliciosos platos, sino también para iniciar verdaderas batallas gastronómicas.

En algunas localidades de la nación ibérica, los lugareños marcan un día al año para combatir unos con otros arrojándose vino, merengue, harina o tomates. Todo bajo el marco de una tradición que ha transcendido de generación en generación.

Festival de La Tomatina

La locura se desata cada año en el pequeño municipio de Buñol Valencia, donde miles y miles de personas se arrojan tomates durante un día. La celebración se realiza durante la semana de la población y tiene sus orígenes, según algunos historiadores, en 1945.

Cada año un total de 22.000 personas, máximo permitido por el Ayuntamiento de Buñol, utilizan cerca de 150 toneladas de tomates, que tienen el fin de convertirse en un proyectil para lanzar a todos los participantes.

La celebración es una de las batallas gastronómicas más populares

Tan multitudinaria es la festividad, que goza de fama internacional e incluso se debe seguir una serie de reglas para poder ser parte del juego. Las principales recomendaciones son usar guantes y lentes protectores, y cuidar que los tomates sean previamente aplastados para reducir el daño del impacto.

Como dato curioso de La Tomatina, los organizadores aseguran que los insumos utilizados son cosechados exclusivamente la fiesta y no son aptos para el consumo.

Batalla del vino

El objetivo es que todos queden empapados con la bebida

En este caso, la ciudad riojana de Haro es el punto de encuentro donde miles de litros de vino tiñen calles y prendas. El surgimiento del evento es sumamente antiguo y por motivos religiosos, con perigrinaciones a San Felices de Bilibio durante el siglo VII.

Con los años, los lugareños comenzaron a “bautizarse” con vino a modo de broma durante las celebraciones. Estableciéndose así el antecedente de lo que luego sería una pelea campal con la bebida.

Batallas gastronómicas de España
Personas de diferentes lugares de España asisten cada año

Desde mediados del siglo XX, se estableció el día de San pedro, el 29 de junio, como fecha para realizar la fiesta. La batalla comienza de forma pacífica, con una peregrinación y una misa. Pasado el mediodía, comienza la euforia de los asistentes, que empiezan a arrojarse vino al ritmo de tambores.

Los enharinados

Batallas gastronómicas de España
La localidad termina repleta de harina / Foto vía: Las7Mejores.com

Las actividades que se llevan a cabo tienen un fin satírico y cómico. Realizada cada año durante el 28 de diciembre, busca representar a dos bandos que luchan por el poder político de la localidad de Ibi (Alicante, Valencia), arrojándose huevos y harina.

Aunque se desconoce cuándo comenzó a practicarse, se cree que fue desde el siglo XVI. En las últimas décadas, los lugareños han hecho grandes esfuerzos por levantar el nombre de la celebración hasta convertirla en una atracción turística en España.

Batallas gastronómicas de España
La fiesta tiene la finalidad de burlarse del poder público / Foto vía: ActualidadRt.com

El festejo comienza desde el día anterior, cuando los “enmantados” recorren el pueblo haciendo críticas con humor a diferentes elementos de la vida cotidiana. Luego, el 28, estos se disfrazan de “enharinados”, figuras que representan al poder público de forma burlesca y que deberán enfrentarse a la “oposición”, que tiene el deber de ganar la pelea con alimentos.

Una vez hecho el desastre, todo se corona con bailes tradicionales para cerrar el día.

La merengada

Grandes y chicos la pasan bien en La Merengada / Foto vía: OnVaig.cat

Sin duda, la más dulce de las batallas gastronómicas, pues el “arma” es merengue. Se hace cada jueves durante el carnaval en la ciudad catalana de Villanueva y Geltrú.

Según se cuenta, todo comenzó en 1972 cuando el pastelero Jaume Blanch hiciera un merengue gigante para las fiestas. Blanch lo sacó a la calle para regalarlo a los niños, quienes comenzaron a jugar con él arrojándoselo entre ellos. La idea fue todo un éxito y desde entonces es tradición en el lugar.

Batallas gastronómicas de España
Se realiza durante el jueves de carnaval / Foto vía: BlogOcioon.com

Antes de iniciar la disputa, las personas se reúnen para compartir platos locales para luego divertirse con el merengue. Tanto el ayuntamiento como las pastelerías colaboran con el blanco postre para el disfrute de todos.

También le puede interesar: Festival de La Tomatina, la locura del tomate en España

Con información de LonelyPlanet

Comments

comments