Cómo ser un buen cocinero
Tener en cuenta ciertas aptitudes puede ayudar a desempeñarse de mejor manera

Un pasatiempo para algunos, una profesión para otros. La cocina es un oficio que cada vez toma más respeto y valor en el mundo. Para quienes desean formarse en ese sector y cumplir el objetivo de ser un buen cocinero, algunas competencias son vitales.

Ser abierto a las críticas

Cómo ser un buen cocinero
En la cocina debe haber espacio para las críticas constructivas

En la cocina, las cosas no siempre resultan de la forma esperada y más cuando se está iniciando. La crítica y la evaluación de los demás es constante. Las opiniones sobran y, en lugar de desecharlas, se deben escuchar para mejorar.

Como líderes del fogón, los chefs están encargados de compartir a los miembros de su equipo los temas que se deben atender. Lo mejor es recibir esto con actitud positiva.

Pasión por lo que se hace

Un buen cocinero es el que está enamorado de lo que lleva a cabo día a día. No solo de cocinar, sino también de otros aspectos relacionados con la gastronomía. El interés por conocer nuevas recetas, la historia detrás de estas, las técnicas y los ingredientes es primordial.

Cuidar cada detalle

Medidas, temperatura, presentación. Son muchos los detalles que hay que revisar para hacer un plato memorable.

Sobrepasarse con algún ingrediente o un par de minutos extras en al fuego pueden arruinar el esfuerzo realizado.

Ser creativo

Cocinar en la actualidad es un arte. Los comensales valoran la imagen del plato así como su sabor. Dejar fluir las ideas y la imaginación es una buena práctica para hacer comidas creativas.

Asimismo, hay que considerar otras materias como el diseño del menú, para lograr un buen equilibrio.

Ganas de trabajar

Cómo ser un buen cocinero
La integración y el trabajo en equipo son vitales

Los trabajadores de un restaurante pueden vivir extensas jornadas laborales. Un buen cocinero debe estar dispuesto a afrontar esto con mucho ímpetu para sacar el servicio adelante.

Además, es importante tomar en cuenta la comunicación. La relación efectiva entre chef, cocineros, mesoneros y el resto del equipo es vital.

Nociones básicas de negocio

En caso de aspirar a ser chef y dirigir un restaurante, el amante de la gastronomía debe conocer sobre cómo hacer buenos negocios. Esto para poder conseguir los mejores insumos que garanticen la rentabilidad de su propuesta sin disminuir la calidad.

 Sano por dentro y limpio por fuera

Para nadie es un secreto lo fundamental de mantener la higiene en cualquier cocina, para evitar que la comida se contamine y ocasione problemas de salud a quien la ingiera.

Por otra parte, debido a lo exigente del oficio, hay que cuidarse física y mentalmente para no pasar un mal rato.

También le puede interesar: La hora de la pasta: consejos de la gastronomía italiana

Comments

comments