Masa de hojaldre 1

La masa de hojaldre se trabaja dándole vueltas y estirándola, para ir formando varias capas. Su preparación no requiere de ningún tipo de levadura química. Lo que permite que crezca es la mantequilla utilizada durante el amasado que, al derretirse en el horno, desprende vapor y este eleva las capas.

El proceso de vueltas es fundamental para darle esa textura crujiente y liviana. La masa de hojaldre puede resultar muy trabajosa de hacer, pero es muy versátil para hacer preparaciones tanto dulces como saladas.

Lo ideal es prepararla un día antes de utilizarla, incluso, hacerla y congelarla hasta el momento oportuno.

¿Cómo hacer una masa de hojaldre?

Masa de hojaldre 2

Ingredientes

  • 1 kilogramo de harina
  • 500 mililitros de agua helada
  • 12 gramos de sal
  • 600 gramos de mantequilla y 150 gramos adicionales

Preparación

Elaboración de la masa
  • Sacar la mantequilla de la nevera y separarla, en 600 y 150 gramos. Derretir 150 gramos y esperar a que esté a temperatura ambiente.
  • Tamizar la harina. Esto consiste en pasarla por un colador para que se separe en pequeñas partículas.
  • Echar la harina con la sal en un bol y hacer un volcán. En el hueco del centro, verter el agua helada e incorporar la mantequilla. Mezclar con una espátula hasta obtener una masa.
  • Colocar la masa sobre una superficie limpia y amasar hasta que esté blanda y manejable (no amasar demasiado). Formar una bola y hacer dos cortes formando una cruz en la superficie. Envolver en papel film y llevar a la nevera de 30 minutos a una hora, así como los 600 gramos de mantequilla, para que ambas estén a la misma temperatura.
  • Pasado el tiempo necesario, aplastar los 600 gramos de mantequilla en forma de rectángulo entre dos papeles vegetales.
  • Extender la masa dándole forma de cruz y dejando la parte central lo suficientemente grande para poder arropar a la mantequilla.
  • Ya con la mantequilla en el centro de la masa, doblar los extremos (el derecho y el izquierdo, y el de arriba y el de abajo) sobre esta, formando un paquete que quede bien cerrado. Con una brocha, retirar el exceso de harina.
  • Golpear ligeramente con el rodillo la masa para que la mantequilla se vaya integrando y refrigerar 30 minutos.
Dobleces
  • Al retirar la masa de la nevera, estirarla en forma de rectángulo y plegar una tercera parte hacia el centro y la otra parte cubriendo esta. Repetir el mismo paso cinco veces, con reposos de 30 minutos luego de cada doblado en la nevera.
  • Una vez terminado el último, ya la masa está lista para usar.

* Es importante que antes de hornear esté bastante fría para que el cambio brusco de temperatura separe las capas.

También le puede interesar: Bicarbonato de sodio y polvo de hornear, ¿sustitutos?

Comments

comments