cómo hacer pastillaje

Esta cobertura para tortas puede apreciarse generalmente en ocasiones especiales, como cumpleaños, bautizos y matrimonios, ya que se presta para lograr maravillas. Aunque se requieren pocos ingredientes y parezca fácil, no todos saben cómo hacer pastillaje.

Algunos pasos para la masa básica pueden ser de bastante utilidad. De allí en adelante basta con apelar a la imaginación y comenzar a experimentar con formas y colores.

Lo esencial

  • Primero, es bueno contar con un diseño de lo que se quiere hacer, con colores y detalles, aunque durante el proceso se cambie cambie de opinión y se termine creando algo completamente diferente.
  • Hay que tener presente que al secarse, la preparación adquiere una consistencia firme y ya no se puede manipular más.
  • Los tiempos de cocción a baño María deben ser los indicados.
  • Para evitar que se resquebraje, la cantidad de azúcar es un punto a considerar. Si bien puede variar de acuerdo a la humedad del ambiente, lo máximo a emplear (para la receta a continuación) son 750 gramos (5 y 1/2 tazas).
  • A medida que más se amase, se obtendrá una masa más blanca.
  • Para conservarla, si no se le va a dar uso de inmediato, debe guardarse en una bolsa plástica bien cerrada o envolverse por completo con papel film. Luego, esto se envuelve con un paño húmedo para que no se seque y se lleva a la nevera.
  • Si se desea elaborar con mucha anterioridad, se le agrega solo la mitad del azúcar en polvo (glas, impalpable), hasta que tome consistencia de crema blanda. Se guarda en un envase hermético y se mete en la nevera. Al momento de emplearla, se retira el envase de la nevera y se espera hasta que llegue a temperatura ambiente. Es entonces cuando hay que incorporar la cantidad de azúcar restante y se siguen los pasos que indica la receta.
  • Puede colorearse cuando está líquida o ya lista. Es prudente saber que al secarse, los colores se aclaran un poco.

¿Cómo hacer pastillaje?

Ingredientes

  • 1/3 de taza de agua natural
  • 7 gramos (1 cucharada) de gelatina sin sabor
  • 500 gramos (4 y 1/2 tazas) de azúcar en polvo (glas, impalpable)
  • 250 gramos (2 y 1/2 tazas) de azúcar en polvo (glas, impalpable), que se reserva para agregar

Preparación

  • Cernir los 500 gramos de azúcar en polvo y tener aparte otros 200 gramos para añadir si es necesario.
  • Verter el agua en un bol y echarle la gelatina, esparciéndola por todo el recipiente. Esperar a que se hidrate durante 10 minutos.
  • Llevar una olla con agua al fuego y cuando esté caliente introducir dentro el bol con la gelatina (baño María) y dejar hasta que hierva. Pasados dos minutos, remover con una cuchara de madera y retirar.
  • Agregar poco a poco el azúcar en polvo, mezclando permanentemente hasta que la masa tenga consistencia y se pueda llevar a la mesa. La textura debe ser pegajosa.
  • Añadir más azúcar y seguir amasando con movimientos continuos, estirando y replegando. Continuar hasta que la masa quede bien lisa, elástica y no se pegue de las manos.
  • Cuanto más se amasa, se torna más blanca. Esto tarda cerca de 10 minutos.
  • Para estirarla, se debe espolvorear la mesa con almidón de maíz, antes de colocar la masa, para ir luego alargándola con un rodillo hasta obtener el grosor deseado.
  • Al cortarla, lo apropiado es emplear un cuchillo bien afilado. Y para manipularla, se debe utilizar una espátula ancha.
  • Listo el diseño, se deja secar y endurecer. Lo ideal es esperar aproximadamente cinco días.
  • Las piezas se pegan con glasé real.

También le puede interesar: Diferentes glaseados para cubrir la torta

Comments

comments