Ensaladas. Griega. Ensaladas frescas

Han ido evolucionando con el correr del tiempo y se han convertido en una opción tan importante como variada. Ya sea para comenzar una comida, como acompañantes del plato principal o como elecciones únicas, lo fundamental es poder disfrutar de ensaladas frescas. Para que así sea, existen algunos pasos a seguir.

A tener en cuenta

Ensaladas

  • Las verduras deben guardarse en un lugar fresco y alejado de la luz del sol. Así se evitará que se vuelvan mustias o que sufran pérdidas importantes de nutrientes.
  • A los tubérculos hay que hacerles una especie de cepillado antes de comenzar la cocción. Limpiarlos al igual que las hortalizas, con agua caliente, amplia su vida útil.
  • Al hervir vegetales, es recomendable incorporarlos en el momento en que el agua está en su punto de ebullición.
  • Para evitar la pérdida de vitaminas y minerales, es conveniente que las hortalizas se cocinen con su piel y, en lo posible, enteras.
  • Antes de congelar el brócoli, debe hervirse unos minutos, hasta que adquiera un color verde brillante.
  • Para que el ajo no produzca acidez o resulte pesado, lo indicado es cortarlo por la mitad y quitarle el brote blanco y verde que está en el centro.
  • El célery se refresca sumergiendo la parte inferior de su tallo en agua.
  • Para mantener los colores vivos de las verduras, nada mejor que agregarles una pequeña cantidad de leche al cocinarlas.
  • Cuando se quiere acelerar el proceso de maduración de los tomates, para que luzcan rojos y frescos, lo ideal es colocarlos dentro de una bolsa plástica durante algunos días antes de consumirlos.
  • Para evitar que la lechuga se deteriore rápido, hay que mantenerla separada del resto de las verduras.

Y hablando de ensaladas: vinagreta de huevo

Ensaladas frescas

Cuando se va a preparar una ensalada de hojas verdes o de vegetales, es aconsejable aderezarla. Esta vinagreta de huevo con perejil representa una muy buena elección.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de vinagre
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de perejil
  • 2 fileticos de anchoa
  • Agua
  • Sal

Preparación

  • Mezclar en un tazón el vinagre y el aceite de oliva.
  • Hervir el huevo durante 12 minutos con agua y sal al gusto. Dejar enfriar, retirar la cáscara y cortar en cubos pequeños.
  • Incorporar a la mezcla de aceite y vinagre junto con el perejil fresco, picado finamente.
  • Con la ayuda de un tenedor, pisar los fileticos de anchoa, hasta formar un puré homogéneo. Agregar a la preparación anterior y remover enérgicamente hasta que todo esté integrado.

También le puede interesar: El delivery crece de acuerdo a las circunstancias

Comments

comments