Cómo diferenciar entre repostería y pastelería
Aprende a distinguir las delicatessen más golosas

Cuando queremos saltarnos la dieta sabemos muy bien dónde encontrar un buen dulce. Pero, ¿sabemos cómo diferenciar entre repostería y pastelería?

Antiguamente una “repostería” era una pequeña despensa donde se almacenaban  provisiones. El repostero era el encargado de guardar y custodiar esas provisiones. Se dice que, para matar las horas, empezaron a preparar pastas y otros dulces que comenzaron a tener mucho éxito entre las personas que los probaban.

Los maestros pasteleros, en cambio, aparecen más tarde en Francia, durante el reinado de Carlos IX. Se encargaban de realizar pasteles, tartas y postres muy elaborados. Mientras que los reposteros trabajaban las masas, el azúcar, la fruta y dulces más clásicos o tradicionales.

Galletas Anzac biscuits

De forma que podemos concluir que la repostería se identifica con un trabajo más artesano. Con todos aquellos dulces de toda la vida, elaborados con masas bizcochadas, frutas, productos de confitería, sin utilizar maquinaria muy sofisticada y con pocos aditivos y conservantes añadidos.

Por el contrario, con el término de pastelería nos referimos a la realización de tartas, pasteles, postres, mousses y dulces, en general, más elaborados y realizados de forma más sofisticada.

Productos de repostería

Galletas, mazapan, turrón, almendrados, torrijas, polvorón, bizcocho, alfajores o garrapiñados.

Productos de pastelería

Macarons, tarta Tatín, París Brest, eclairs, milhojas, Baba au rhum, coulant de chocolate, croissant, Ispahan o marrón glacé.

Ahora que sabes cómo diferenciar entre repostería y pastelería, quizá también te interese este artículo: Errores típicos en pastelería

También puede interesarte: Esta pastelería en Moscú es el último grito en repostería

Comments

comments