Gastronomía Primera Guerra Mundial
La plataforma cuenta con todo tipo de material relacionado a los años de la guerra y la gastronomía / Foto vía: TNWWIMAM

La Primera Guerra Mundial (1914–1918) sacudió al mundo durante el siglo XX. Es un periodo lleno de historias, que en muchos aspectos relatan la cocina y la gastronomía de aquella época.

The National World War I Museum and Memorial de Estados Unidos, dedicado exclusivamente a los acontecimientos ocurridos durante dicho conflicto bélico, abrió una plataforma para conocer los pormenores relacionados con la cocina durante la Gran Guerra.

El portal cuenta con una buena variedad de contenidos, que van desde anécdotas y recetas, hasta información sobre suministros de las tropas. Todo, con la intención de brindar material útil e informativo durante la pandemia por Covid-19.

Según sus creadores, la situación mundial actual es muy distinta a la ocurrida en los primeros años del siglo pasado, sin embargo, consideran que hay ciertos puntos en común. En general, resaltan problemáticas como la escasez, que llevó a las personas del pasado y a las de ahora a reinventarse en la cocina.

Una de las secciones más interesantes es la dedicada al libro “Win the War in the Kitchen”, publicado por el gobierno estadounidense como una guía a su población para aprender a racionar alimentos preciados como la carne, el azúcar y otros. Asimismo, enseñaba sobre sustitutos y maneras de reinventarse en la cocina ante las adversidades durante la Primera Guerra Mundial.

Los usuarios podrán conseguir, entre una información variada y un gran registro fotográfico, nueve recetas del libro, adaptadas a los momentos actuales. Aquí una de las preparaciones que se pueden encontrar

Mermelada de durazno y ciruela al estilo de la Primera Guerra Mundial

mermelada
Perfecta para acompañar con rebanadas de pan

Ingredientes

  • 1 kilogramo de ciruelas pasas
  • 500 gramos de duraznos secos
  • Jugo y piel de una naranja
  • ¾ tazas de azúcar
  • 1 taza de jarabe de maíz

Preparación

  • En una sartén, combinar el jugo y la piel de naranja rallada con el azúcar y el jarabe de maíz. Calentar sin dejar hervir.
  • Cortar las frutas en trozos pequeños y agregar a la sartén. Cocinar a fuego medio hasta que las frutas estén suaves.
  • Con un machucador de papas, triturar el durazno y las ciruelas.
  • Si la consistencia es muy espesa, puede diluir con más jugo de naranja o agua hasta obtener la consistencia deseada.
  • Reservar en un recipiente hermético y disfrutar.

El resto de las recetas se pueden encontrar aquí.

También le puede interesar: El paso a paso para recibir un delivery en cuarentena

Comments

comments