Alimentos que no se deben lavar

Es muy común, luego de hacer las compras, lavar los alimentos para eliminar cualquier bacteria o resto de tierra que puedan tener. Pero esta costumbre de mantener la limpieza no es del todo buena. En muchas ocasiones, el agua puede favorecer la propagación de microorganismos dañinos para la salud.

Lejos del grifo

  • En 2014, la Agencia de Alimentos Británica (FSA) lanzaba una recomendación a los consumidores del país, para que dejaran de lavar el pollo crudo antes de cocinarlo. Esto con el fin de reducir el riesgo de contaminación por campylobacter y salmonella.
  • Algo similar ocurre con la carne cruda (res, puerco, ternera, cordero), ya que contiene muchas bacterias que al entrar en contacto con el agua, se diseminan.
  • En el caso de los huevos, tienen una cáscara porosa con una fina película protectora. Si se lavan antes de guardar, se facilita la entrada de microorganismos que pueden proliferar en su interior.
  • Setas y hongos tampoco pueden pasar por debajo del grifo antes de guardarlos, porque pierden su firmeza. Lo recomendable es enjuagarlos rápidamente con agua y secarlos con papel absorbente, justo antes de ser cocinados.

También le puede interesar: Usos alternativos del vino

Comments

comments