Ahorrar tiempo y dinero al cocinar
Foto 123rf.com

Si existen dos recursos que todos quieren ahorrar en cualquier momento de la vida, sobre todo al cocinar, son tiempo y dinero. A veces, aunque se tomen previsiones, se escapan de las manos, de ahí que resulte de gran ayuda tener presente algunos consejos prácticos.

Estar equipado

Utensilios de cocina
Foto 123rf.com
  • El comienzo es lo más importante, de allí que unos buenos utensilios sean indispensables. Esto incluye cuchillos bien afilados que faciliten el proceso de picar los alimentos. Revisarlos de forma frecuente y amolarlos si es necesario, resulta de gran ayuda. Los peladores no escapan de este punto.
  • Cuidar que los sartenes estén en condiciones y que la comida no se pegue con el calor. Los mejores son los de teflón, ya que requieren de menos cantidad de aceite.
  • Las ollas que transmiten rápido el calor son otras invaluables. Con ellas, el tiempo de cocción se acorta considerablemente.
  • Batidoras y licuadoras son esenciales para hacer salsas que se pueden conservar por largo tiempo en la nevera y sacan de apuro con diversos platos.

Orden y organización

Organizarse al cocinar
Foto 123rf.com
  • Si se tienen los utensilios y alimentos donde deben estar, será más rápido encontrarlos. Igualmente, si se está al tanto de lo que se tiene, no se correrá el riesgo de que falte algún ingrediente al preparar un plato.
  • Separar las provisiones por grupos, por ejemplo las especias para comidas saladas aparte de las que generalmente se utilizan para los dulces. Lo mismo puede hacerse con el arroz y la pasta, en un lugar, y las harinas y el resto de los cereales en otro.
  • Al fijar un día y hora para ir comprar lo de toda la semana, se pueden prevenir carreras que interrumpan otras actividades.
  • Planificar un menú con anticipación, para adquirir los alimentos no perecederos en grandes cantidades, permite ahorrar dinero y mantiene la despensa llena con lo necesario. Igualmente, es conveniente tener un plan B para cuando se presente algún imprevisto o lleguen comensales inesperados. Saber qué se va a cocinar, que sea algo sencillo, que no requiera de muchos ingredientes ni esfuerzo.
  • Antes de comenzar, es prudente poner lo que se va a emplear a la mano, puede ser en un mesón. Con esto no se tiene que ir a cada rato a la nevera o la despensa.

Aprovechar las sobras

Pastel de pollo
Foto 123rf
  • Reutilizar la comida que sobró del día anterior, preparada de forma diferente, se traduce en economía. Por ejemplo, con un pollo guisado se puede perfectamente hacer un pastel al horno, la carne molida se puede transformar en hamburguesas al pasarlas por huevo y empanizarlas y los vegetales en tortillas.
  • Cocinar de más es una buena opción para tener algo congelado y comerlo otro día.
  • Ir fregando mientras la comida se va cocinando es lo mejor. De esta manera, al terminar no habrá un cerro de utensilios en el fregadero que harán el trabajo más pesado.

También le puede interesar: Fáciles recetas del tamaño de un tweet

Comments

comments