Como si el ramen negro no era lo suficientemente peculiar, el restaurante “Kipposhi” de Japón ha dado con la fórmula ideal para atraer a los amantes de la gastronomía extrema. Presentaron un nuevo plato de ramen teñido de un llamativo tono azul que  está causando furor en las redes sociales. El restaurante explica que utiliza un tipo de técnicas culinarias típicas de China para conseguir ese caldo tan ligero. ¿La técnica para prepararlo? Los mismo ingredientes que se utilizan para elaborar un plato de ramen tradicional pero añadiéndole al caldo un poco de alga espirulina.

La espirulina es una alga azul, para algunos expertos una cianobacteria, que se puede encontrar en aguas del lago Chad, en África, o del mejicano Texoco. Su principal virtud es que proporciona una gran cantidad de proteínas, vitaminas del grupo B, antioxidantes como los betacarotenos, minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo o el hierro y, además, ácidos grasos esenciales. Por estos motivos, la Organización Mundial de la Salud y la ONU lo declararon el mejor alimento para luchar contra la desnutrición en países subdesarrollados, donde era complicado alimentarse con proteínas.

Aparte de la rareza de este llamativo caldo de color azul, el resto de los ingredientes son los de siempre: verduras de hojas verdes, huevos cocidos, un poquito de pollo o cerdo. ¡Un ramen, por favor. Pero que sea azul!

También te puede interesar: 5 platos que debes probar si vas a la India

Comments

comments