Newsletter

Síguenos

Una pastelería en Tokio, el secreto está en la salsa

Basado en el libro de Durian Sukegawa que lleva el mismo nombre, Una pastelería en Tokio, cuenta la historia de Sentaro, un hombre que dirige una pequeña panadería en la que se sirven dorayakis, unos pasteles dulces rellenos con frijol rojo.

Todo cambia cuando aparece Tokue, una señora mayor que se aparece un día en el pequeño local, en busca del empleo que su dueño está ofreciendo. Sentaro acaba aceptando a regañadientes. Sin embargo, pronto descubre que sus manos son capaces de crear magia. Ella tiene el secreto para una exquisita pastelería y demuestra tener el don especial para hacer la salsa esencial para los postres.

Gracias a su receta, el negocio comienza a prosperar y se convierte en una necesidad para sus empleados.

La cinta japonesa, que inauguró el Festival de Cannes en 2015, está dirigida por Naomi Kawase (Aguas tranquilas, El bosque del luto, Sharasojyu) y protagonizada por Kirin Kiki (De tal padre, tal hijo); y Masatoshi Nagase (The hidden blade).

“Sigo pintando y haciendo películas sobre la condición humana porque creo en la dimensión espiritual del cine. Pienso que el cine es otra vida, y lo que no puedes hacer en la vida real lo puedes hacer rodando. Eso es en lo que creo”, dijo en su momento la directora.

Conmovedora

Una pastelería en Tokio, es una película que termina siendo una historia conmovedora, que revela el valor de las cosas simples.

Tokue, tiene setenta años y habla con los árboles, la luna y los pájaros. Después de haber padecido lepra y mantenerse internada durante años en un centro de recuperación, la mujer descubre el mundo a través de los pequeños detalles.

“He hablado con las judías (semillas con las que se prepara el dulce de los pastelillos), he escuchado su voz, he visto el camino que recorrieron antes de llegar a la tienda: el sol que las abrazó, el agua que las regó. He visto cómo crecieron y cómo ahora están acá. La cocina es el arte de escuchar”, destaca.

También le puede interesar: Qué comer en Japón, hay vida más allá del sushi

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram