Si disfrutas los platos de cuchara, este es un libro para ti

Una sopa es una elaboración culinaria líquida con una viscosidad variable que puede contener ingredientes sólidos. Según su definición, la etimología de la palabra sopa procede de la voz germánica suppa, que significa pedazo o rebanada de pan que se empapa en un líquido.

Sopas, así se llama el nuevo libro a cargo de la española Fundación Alícia (lo publicó Planeta Gastro), que es un centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica y a la promoción del patrimonio gastronómico.

La publicación de 348 páginas trata de dar una visión amplia de estos platos de cuchara. Inicialmente nos habla de esta preparación: qué es, su historia y la vuelta al mundo de ellas. Se habla de todos los continentes.  

La otra parte de la investigación va referida a cómo hacerla: desde comprar ingredientes básicos y hacer caldos sencillos, hasta preparaciones mucho más elaboradas. Aparte de distintas recetas, también nos da señas de los procesos a emplear, los utensilios, entre otras informaciones de interés.

“Un recetario para los cocineros expertos que buscan inspiración, para aficionados con alma inquieta y hasta para los principiantes. Un compendio práctico que da argumentos y explica maneras, trucos, combinaciones, ideas o recursos. Es un regalo y quiere ser una tentación”, afirma Toni Massanés, director de la Fundación Alícia.

En las primeras líneas se puede leer: “Posiblemente, ninguna elaboración culinaria como la sopa representa mejor el carácter universal de la comida. Se trata de una elaboración culinaria que traspasa las fronteras y, por qué no, cualquier país del mundo podría reclamarla como patrimonio propio”.

Al final, estamos ante un libro que nos muestra cómo las sopas pueden transformar no solo la cocina, sino nuestra salud. “En todas las culturas se le atribuye tanto un poder preventivo como curativo que, a diferencia de otras preparaciones para enfermos, evoca nostalgia e identidad culinarias. La escudella i carn d’olla, el pho vietnamita, el caldo gallego o el borsch ruso son platos que ocupan un papel muy relevante en la tradición culinaria de cada cultura”, destaca.

También le puede interesar: Edgar León: El chef que colocó a Ecuador en el mapa gastronómico mundial