Sorpréndete con estos alimentos que realmente parecieran ser de otro planeta. Las frutas y verduras por lo general tienen la misma forma, puede variar su tamaño, pero muy rara vez en la forma. A continuación, cinco alimentos que te dejarán con la boca abierta:

Brócoli Romanesco

Esta verdura parece surgida del espacio es un híbrido de coliflor y bróculi, muy rica en vitamina C, fibra y carotenoides. Su origen parece ser italiano, donde se la conocía en el siglo XVI, como Broccolo Romanesco. Hace más de veinte años que apareció por nuestros mercados, y aún su consumo sigue siendo mucho más bajo que en otros países. Su zona preferente de cultivo es el Levante Español. Por su curiosa forma se dice que presenta una geometría fractal y puede consumirse tanto cruda como cocida, al horno o a la plancha.

Salak

Esta exótica fruta tiene sus orígenes en Indonesia y su denominación científica es Salacca zalacca. Su exterior es escamosa, de color marrón-rojizo, áspera. En su interior es bastante particular también, de sabor similar a la piña, dulce y algo amarga al mismo tiempo, pero más crujiente. Actualmente su cultivo se extendió por todo el sudeste asiático, en países como Tailandia, Singapur y Malasia. Aunque es muy consumida en Estados Unidos y Japón. Su textura y humedad particular te harán experimentar un mundo nuevo de sensaciones si tiene la oportunidad de probarlo.

La mano de Buda

Es un nativo del limón de China y noreste de la India. El inusual nombre de esta fruta ha venido de su extraña forma que se asemeja a la mano de orar Buda. Pertenece a la misma familia que el pomelo y mandarinas, y posee una fragancia cítrica y sabor afrutado. También es conocido como Fo Shou en algunas regiones orientales.

Alcachofa China

Originaria de Asia Oriental, es una planta con tubérculos de usos múltiples: alimentario, melífero y medicinal. Se presenta en forma de rizomas carnosos irregulares y anillados de color amarillo pálido o blanco. Es una planta que se desarrolla en suelos bien drenados y ligeros en terrenos expuestos al sol. Su sabor recuerda a la tierra y a las nueces,  es crujiente y fresco. Muy apreciados en la cocina oriental y en la cocina moderna. Su temporada más óptima es de octubre a marzo.

Calabaza Pattypan

Mucha gente las llama “calabazas platillos voladores” debido a su inusual forma. Estos frutos parecen bolas aplastadas con bordes festoneados. El sabor es suave, similar al del calabacín. Esta variedad tiene una piel de color verde pálido, blanco o amarillo intenso o con un interior color blanco y bien carnoso. Su origen se ubica entre México y Guatemala, es un pariente del pepino y del melón

También te puede interesar: EggMinder: esta app recuerda cuantos huevos hay en la nevera

Comments

comments