Helados Fragolate Grandes Cacaos

Este año la celebración del 452 aniversario de la fundación de Santiago de León de Caracas, de la mano de Fragolate Helados Artesanales, será una fiesta para disfrutar del cacao venezolano. Aliados con Herencia Divina Chocolatería y Cacao Santa Clara, ofrecen una colección de cuatro sorbetes exclusiva y por tiempo limitado.

El cuarteto de sorbetes (helados elaborados sin añadido de lácteos o materia grasa) ha sido concebido para mostrar al consumidor todas las características organolépticas de cada una de las barras seleccionadas con la curaduría de la periodista especializada en gastronomía Rosanna Di Turi.

Los cacaos grandiosos de Herencia Divina y Santa Clara

Helados Fragolate Grandes Cacaos
Foto: Cortesía Fragolate

Los dos sorbetes preparados con el producto de Chocolatería Herencia Divina son un homenaje a Belén Palacios, cacaotera reconocida como la “reina del quitiplás” en su Barlovento natal. Fue nombrada patrimonio cultural de Miranda y a partir de sus 60 años viajó por casi 30 países mostrando el sonido de ese instrumento que ella misma construía. En Tapipa, donde hizo vida hasta su muerte en 2009, tenía una hacienda de cacao, preparaba dulcería criolla y mostraba las destrezas con este instrumento hecho de bambú.

Miguel Rodríguez y Omar Ramones de Chocolatería Herencia Divina conocieron su historia en Barlovento. Para honrarla, Rodríguez decidió crear una tableta en homenaje a Palacios, como parte de su línea Herederos del cacao, creada en honor a personajes que han dedicado su vida al cacao del país.

Es una barra de chocolate y maíz con 63% de cacao Barlovento (cacao de la siembra que fuera de Palacios, ahora en manos de sus hijos). Está rellena de toffee de caramelo y coco. “Lleva maíz porque es parte de lo que ella tenía sembrado en el conuco de su hacienda, además de ser parte de los ingredientes que utilizaba en sus dulces”, comparte Rodríguez.

Foto: 123rf. Montaje: Cocina y Vino

Ernesto Uranga, de Cacao Santa Clara, es un ingeniero mecánico entregado a la elaboración de chocolates desde el grano hasta la tableta, convencido por María Fernanda de Giacobbe. En esta oportunidad su tableta Torres Choroní, hace un doble homenaje a la tierra donde sus abuelos tenían su casa y donde vivió sus vacaciones infantiles.

Vicente Fuentes es el productor de este maravilloso cacao que cuenta con “mucha presencia de criollo”, explica Uranga haciendo referencia a la variedad del fruto original del país.

La segunda tableta de cacao Santa Clara incorporada en forma de sorbete a esta colección es de origen Cepe, descubierta por Uranga en su exploración por las costas de Aragua a 15 minutos en peñero desde Choroní, esta zona formaba parte de la hacienda Chuao original, y el productor es Vidal Díaz. Según los estudios del chocolatero es muy probable que la genética de este origen sea similar al que dio fama al cacao venezolano en tiempos de la colonia.

También puede interesarte: Sorbete de naranja, ¡ideal para el calor!

Comments

comments