Aroma Di Caffé
Las cúpulas de la Iglesia de la Divina Pastora se convierten en grecas / Foto vía: Arepa Music

Cuando Francis Nanco decidió abrir su cafetería, “ítalo-venezolana hogareña”, Aroma Di Caffé, en su pequeño local del populoso Metrocenter, aledaño a la estación Capitolio del Metro, siempre tuvo claro que lo haría el 25 de julio, fecha del aniversario de la fundación de Caracas.

Poco a poco fue creando experiencias, mediante las cuales se pudiera disfrutar de una buena taza de la aromática bebida, a través de distintos métodos de extracción, al gusto del cliente, más allá de la tradicional máquina. Y lo hizo, no solamente en el rinconcito donde comenzó, sino también en los otros puntos que posteriormente abriría. De eso han pasado ya seis años.

Aroma Di Caffé
Representa Parque Cristal con la molienda y las Torres del Silencio con la tradicional manga / Fotos vía: Arepa Music

Para este nuevo aniversario, su marca optó por resaltar, por segundo año consecutivo, a varios iconos de la arquitectura caraqueña vinculándolos al café. En total son cinco, con originales diseños que ha llevado a postales, franelas, libretas y bolsas de tela.

La conceptualización  de “Aromas de Caracas Vol. 2”, estuvo a cargo del diseñador gráfico Manuel Lara, conocido por su proyecto Greetings from Caracas (@greetingsccs). Este artista es un apasionado empedernido, “un ciudadano de a pie” -como le gusta calificarse- comprometido en cambiar la visión que la gente tiene de la urbe capitalina a través del diseño e ilustraciones.

Este joven de 32 años, que en 2018 representó a Venezuela en la Bienal Iberoamericana del Diseño, en España, se alió con Aroma Di Caffé para que su trabajo, en cierto modo, reconquiste espacios y despierte conciencia en los ciudadanos para que no teman recorrer la ciudad.

Poderosas expresiones urbanas

Aroma Di Caffé
El cine Radio City lo ilustra con la máquina de espresso / Foto vía: Arepa Music

La primera propuesta alude a Parque Cristal, esa edificación de oficinas con diseño minimalista ubicada en la avenida Francisco de Miranda, a la altura de Los Palos Grandes, próxima al Parque del Este. Debido a su forma, el artista lo recreó como un molino, sugiriendo la molienda del café.

Luego se trasladó a otro extremo de la urbe, La Pastora (donde nació y vive), una de las parroquias más antiguas del casco central, para plasmar a su llamativa Iglesia de la Divina Pastora, colocando sendas grecas (también conocidas como mokas o italianas) en sus dos cúpulas.

La tercera parada de su ruta artística la situó en un patrimonio arquitectónico ciertamente descuidado, el cine Radio City, en pleno bulevard de Sabana Grande, que nos recuerda los años pujantes del Gran Café, un lugar muy cercano que era frecuentado por artistas, intelectuales, escritores y políticos. Lara no puedo escoger mejor elemento para representarlo como la máquina de espresso.

Aroma Di Caffé
El Centro de Acción Social por la Música es reflejado con una AeroPress / Foto vía: Arepa Music

El cuarto icono que recreó tiene que ver más con la modernidad: nada menos que el Centro de Acción Social por la Música, en Quebrada Honda, sede del Sistema Nacional de Orquestas. El artista quiso destacar que Aroma Di Caffé tiene allí una barra. Para ello, lo ilustró con una AeroPress, uno de los métodos de extracción más nuevos y populares.

La última representación es el indiscutible símbolo de nuestra ciudad en los años 50, una referencia cultural venida a menos los últimos tiempos por el descuido en sus instalaciones: el Centro Simón Bolívar, también conocido como las Torres del Silencio. Lo recreó con la tradicional manga (o bolsa de colar café), uno de los métodos más económicos para preparar la bebida.

Llevar su café a anaquel

Aroma Di Caffé
Antes de que termine 2019, la marca espera comercializar el suyo.

Toda esta mercancía con ilustraciones coloridas de Caracas, creada por Manuel Lara por el sexto aniversario de Aroma Di Caffé, está disponible en cada una de sus sedes: Metrocenter (actualmente en remodelación), Campus de Uriji, Trasnocho Cultural, Impact Hub CCS, Centro de Acción Social por la Música, Galería Los Naranjos, Bar Caracas (Hotel Tamanaco) y la barra en el mercado a cielo abierto de Los Palos Grandes (todos los sábados).

Para Francis Nanco, la idea es “reflejar nuestro amor por el café y por Caracas, que fue donde nacimos, a través de obras de arte. En sí la ciudad es una obra de arte: sus edificaciones, su arquitectura… y mostramos un poco eso expresado en nuestro café”, destaca.

No descarta para más adelante abrir nuevas sedes en otras ciudades del país. Mientras eso ocurre, espera, antes de fin de año, poder llevar a los anaqueles su café, que proviene de la Hacienda Cocollar, en Caripe, estado Monagas.

“Estamos tostando el nuestro que es medio, en la tienda de Los Naranjos. El objetivo es que podamos venderlo, no solo en las sedes de Aroma Di Caffé, sino en dos cadenas importantes de supermercados que lo van adquirir”, asegura.

También le puede interesar: Mellower Coffee y su original manera de endulzar una taza de café

Comments

comments