Massimo Bottura coronavirus
El popular Massimo Bottura decidió cerrar Osteria Francescana y sus otros negocios hasta abril por seguridad de sus comensales y trabajadores / Foto vía: Busqueda.com.uy

Desde el pasado 9 de marzo, todo el territorio italiano fue declarado en cuarentena a raíz del aumento de casos de coronavirus (Covid-19). Aunque la medida solo restringió el horario de trabajo de restaurantes  y bares, muchos grandes chefs decidieron cerrar las puertas por seguridad.

Actualmente, 12 de marzo, Italia es el segundo país más afectado por el virus detrás de China, con más de 10.000 casos confirmados y poco más de 600 fallecidos. Hasta los momentos, más de 700 personas han logrado superar la enfermedad.

En primera instancia, las medidas se seguridad solo aplicaban a las regiones del norte del país. Sin embargo, desde el 9 de marzo se decidió extenderlas a todo la nación.

El sector gastronómico se ha visto afectado por la situación. Por orden gubernamental, los locales tienen prohibido estar abiertos entre las 6:00pm y las 6:00am. Además, se debían garantizar medidas sanitarias entre los clientes para evitar el riesgo de contagio.

Aunque los locales aún tienen una franja horaria para operar, cocineros reconocidos han decidió solidarizarse con la sociedad italiana y mantenerse cerrados hasta abril.

Una muestra de solidaridad contra el coronavirus

Enrico Bartolini al Mudec
Bartolini, chef número 11 en Italia con tres estrellas Michelin, también dio a conocer el cierre de su establecimiento hasta el próximo mes / Foto vía: Where-Venice.com

El reconocido Massimo Bottura, uno de los mejores chefs del mundo, fue de los primeros en unirse al movimiento. “Decidimos tomar una decisión firme para evitar el riesgo de exposición al coronavirus. Esto para proteger a nuestro equipo pero también a nuestros comensales. Manténgase seguro. Sea positivo ¡Volveremos más fuertes que antes!”, compartió a través de una publicación en la red social Instagram. Su recinto estrella, Osteria Francescana (Modena), estará sin actividad hasta los primeros días de abril al igual que su posada Maria Luigia y otros restaurantes.

Asimismo, otros profesionales como Enrico Bartolini, del establecimiento homónimo en Milán, siguieron estos pasos. Davide Oldani, de D’O (Milán), afirmó que fue una decisión complicada pero que asegura es la correcta. “La esperanza de que este gesto puede de alguna manera ayudar a detener ‘el flujo del río’ y eso nos permitirá volver a nuestra vida cotidiana lo antes posible”, añadió Oldani.

Por los momentos, el mundo espera que el ascenso de casos de coronavirus pueda detenerse y dejar de afectar vidas.

También le puede interesar: El Covid-19 acaba con las listas de espera en la alta cocina

Comments

comments